Comanda intenta rematar a Policías heridos, al llegar al hospital en Córdoba

578

Córdoba, Ver.- La tarde de este viernes se dio una balacera en el Hospital General de Córdoba o Civil  Yanga, entre 6 camionetas con hombres fuertemente armados, contra elementos de la Fuerza civil y una ambulancia que llegaban a dejar elementos de la FC heridos durante un atentado ocurrido horas antes en La Tinaja.

Los hechos ocurrieron en Córdoba, cuando una ambulancia que transportaba a un lesionado del enfrentamiento de la FC y gente de

un Cartel, llegaba al nosocomio.

 

Ahí, los delincuentes comenzaron a disparar y a tratar de detener la ambulancia, con la intención de rematar al lesionado.

Lo anterior, según testigos de estos hechos.

La gente que tiene familiares pacientes, corrió al interior del hospital y en diferentes direcciones, los elementos que custodiaban a la ambulancia repelieron el ataque aunque uno de ellos cayó herido y pidieron refuerzos por radio.

El hospital se convirtió en un caos, hasta que llegaron elementos de la Policía Federal acantonados en el Hotel Bello de la ciudad, donde descansan 24 x 24 horas de trabajo.

Fue entonces que los heridos de un atentado ocurrido en La tinaja, pudieron ingresar a ser atendidos.

El atentado había ocurrido a las 6:33 de la tarde, cuando una llamada al 911 advertía de una balacera en la zona de Cuitláhuac -La Tinaja, y llegaron los elementos a apoyar, pero un tráiler se les fue directamente a arrollarlos, dejándolos heridos en la carretera, por lo que fueron trasladados a Córdoba al Hospital General, donde al momento de llegar, 6 camionetas repletas de hombres civiles armados intentó sacar a los heridos de la ambulancia para rematarlos, dándose el enfrentamiento.

Al cierre de la edición, finalmente la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) asignó elementos para reforzar la zona, igualmente la Semar, con varias unidades militares,  para preservar la calma o lo que queda de calma, porque los negocios gastronómicos y los bares cerraron en su mayoría, en plena quincena, ante una especie de toque de queda subterráneo.

Patrocinadores