PUBLICIDAD

Medellín de Bravo, Ver.-  Un trágico final encontró un joven de 22 años de edad y el cual padecía de una enfermedad mental, tras sufrir un episodio cuando era trasladado a un hospital por lo que escapó y subió a una torre de alta tensión, donde tocó los cables para electrocutarse y caer al vacío.

El lamentable suceso se registró este lunes  en el fraccionamiento Lagos de Puente Moreno donde vecinos de la zona intentaron convencer al joven de que bajara y  solicitaron el apoyo de las corporaciones policiales y de rescate mediante una llamada al 911.

PUBLICIDAD

El joven identificado como Obed R. C. padecía de esquizofrenia y ansiedad, y en fechas recientes había perdido el control de su salud mental por lo que su familia pretendía llevarlo  a un hospital para que pudieran medicarlo.

Fue así que intentaron engañarlo y le dijeron que lo llevarían a la iglesia, ya que es sumamente religioso y le fascinaba asistir, pero al ir en el taxi tuvo un ataque y de manera sorpresiva se bajó y echó a correr.

Se internó entre la maleza hasta llegar a una torre metálica de aproximadamente 30 metros de altura donde trepó a lo alto y comenzó a gritar un discurso alusivo a sus creencias religiosas para luego lanzarse encima de un cable.

El agraviado sufrió una fuerte descarga eléctrica y terminó por caer al vacío, en tanto personal de Protección Civil Municipal acudió para brindarle los primeros auxilios, pero desafortunadamente ya había muerto.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública acudió para acordonar la escena, mientras agentes de la Dirección de Servicios Periciales realizaron el retiro del cuerpo a las instalaciones del SEMEFO.

PUBLICIDAD