PUBLICIDAD

A dos años de haberse instaurado la denominada cuarta transformación, los resultados son iguales o peores, ya que por la eliminación de la política compensatoria ha obligado a los productores agrícolas, campesinos y empresarios a generar alternativas propias, no tienen otra vía, o nadan o se ahogan, aseguró Ernesto Medel Varas, secretario general del Movimiento Campesino Alfredo V. Bonfil, al dar una declaración conjunta con otras organizaciones campesinas con motivo del 106 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria, durante una guardia de honor y depósito de una ofrenda floral ante el monumento a Don Venustiano Carranza, ubicada en el municipio de Veracruz puerto, el dirigente agrario, admitió que siguen las desigualdades sociales y económicas, y las organizaciones campesinas siguen enarbolando las mismas banderas que siguen enarbolando, y en la mayoría de las ocasiones pareciera que fuésemos entes necios para los Gobernantes y nosotros nos quejamos de oídos sordos del Gobierno.

El dirigente campesino señaló que un amplio número de productores experimenta una regresión tecnológica, usan menos maquinaria, han reducido las labores agrícolas, utilizan menos fertilizantes y semillas mejoradas debido a su empobrecimiento, otros recurren a la renta de sus tierras como forma de sobrevivencia y varios más siguen emigrando al norte del País o a Estados Unidos en busca de mayores ingresos económicos.

PUBLICIDAD

Sostuvo que el tejido social de las comunidades y de las familias rurales sigue alterado, cada día más jóvenes y niños se quedan sin oportunidades de estudio, buscan trabajo fuera de sus poblaciones para subsidiar a sus padres, hermanos y abuelos, en el campo se concentra casi la mitad del trabajo económico infantil, cuya mayoría no percibe ningún sueldo, y quienes lo obtienen reciben menos de medio salario mínimo.

Ese desangre del campo, es resultado de un modelo desigual que siguen aplicando los gobernantes de manera consciente, lejos de la equidad, de la búsqueda de la integración territorial y de una soberanía alimentaria,destacó que las acciones gubernamentales, favorecen las asimetrías regionales internas y la exclusión, desigualdades que mantienen con programas asistencialistas, muy lejanos de la inversión productiva, con la intención de mantener una población manipulable, floja, débil, aunado a esto, dijo, la naturaleza es destrozada, el clima cambia a ojos vistos; las aguas para el consumo se contaminan y escasean, los mares ven agotarse las fuentes de alimentos para el hombre, recursos vitales no renovables se derrochan en lujos y vanidades.

El hombre convertido en asesino de su madre tierra.
Por otro lado, recordó que ante la encrucijada que se vive por el proceso electoral que se avecina el próximo 6 de junio, invitó a todos los ciudadanos a asumir este compromiso responsablemente y a no “regalar el voto”, el problema central, indicó, es que como ciudadanos lo hemos permitido, que otros decidan por nosotros o porque simplemente los dejamos hacer, Nos engañan candidatos y gobernantes con promesas que sabemos no cumplirán y les aplaudimos, por apatía, conveniencia o comodidad, son ya habituales los escándalos y señalamientos de corrupción que se lanzan unos a otros los partidos, nos indignamos de los fraudes electorales, de las fortunas hechas al amparo de los cargos públicos, de los cientos de historias y casos de abusos y excesos en la administración gubernamental y no hacemos nada”.

No exigimos cuentas, no interpelamos, no nos movilizamos. Quizá somos así porque creemos que solo somos ciudadanos el tiempo que duran las campañas o el día que hay elecciones, que es cuando los partidos o gobernantes se acuerdan de que la opinión de la gente cuenta, solo le es útil el ciudadano al poderoso cuando debe ir a votar, qué hacer que cada uno actúe según sus convicciones, pero algo sí es seguro, si no votamos seguiremos abonando a que las cosas sigan igual,hay que votar, tomarse la molestia de acudir a la casilla y optar por algo, pero hay que ir a las urnas”, concluyó.

El dirigente campesino fue acompañado por los dirigentes de Alianza Nacional de Trabajadores, Leoncio Hernández Castro; del Consejo de Organizaciones Empresas Campesinas y Cafetaleras de Veracruz AC, Antonio Castillo Sánchez; Alianza Mexicana para el Campo, Manuel Gutiérrez Pérez; Federación Emiliano Zapata AC, Sagrario Vargas Hernández; Confederación Agrarista Mexicana, Rigoberto del Ángel Carballo; Coordinadora Campesina Independiente Arnulfo García Rangel, Cuauhtémoc García Hernández; Un Campo Democratizado A.C., José Paul Báez Castillo; Coalición de Organizaciones Demócratas Urbanas y Campesinas de Veracruz, Daniel Guevara Ortiz y de Vanguardia Veracruzana, Joaquín Humberto Quiroz Aran.

PUBLICIDAD