PUBLICIDAD

Yanga, Ver.- Sin ropa y envuelta en unas cartulinas, una mujer protestó afuera del palacio municipal de Yanga, para denunciar los abusos cometidos por la policía municipal.

En unas cartulinas indicaba de los abusos cometidos por dos elementos, contra de un artesano al que habían detenido ebrio el cual ante el abuso trato de defenderse esquivando los golpes.

PUBLICIDAD

La supuesta agraviada acusa a las autoridades municipales que encabeza Polo Crivelli y a su representante legal del ayuntamiento por todo lo que le pueda suceder, aunque señaló no tener miedo a las represalias, por el cual se dijo inicia una huelga de hambre ahí en los pasillos del palacio municipal.

Manifestó que el joven detenido, fue golpeado durante una noche por la policía, lo cual se pudo constatar pues presentaba huellas de tortura, estaba detenido en la celda preventiva, sin agua y sin alimento.

La fémina de la que se omitió su nombre, por razones obvias y que se encuentra en palacio, dijo también haber sido victima de robo y de extorsión, pues dijo le pidieron 9 mil pesos y que solo les pudo dar 7 mil, a quien también acusó de secuestradores.

Señaló a los policías de haberse quedado con unas pulseras, por el cual señala el robo y del abuso de autoridad.

Aseguró que se plantara en huelga de hambre sin importarle lo que pase, pero dijo lo hace para que la población de Yanga se de cuenta de las autoridades con las que se cuenta.

PUBLICIDAD