PUBLICIDAD

Nanchital,Veracruz.- Don Mateo Bautista Garcia, viaja todos los días desde Popotla, Moloacán al municipio de Nanchital, para poder vender las cañas que él cosecha cada mes, con la esperanza de poder seguir siendo el sustento de su familia.

A sus 75 años y 4 meses, él continúa viajando, ya que se hace cargo de sus 3 hermanas, quienes pese a sus enfermedades y edad se les dificulta poder salir a trabajar.

PUBLICIDAD

«Yo vengo todos los días, menos los jueves y domingo, porque los guardo por ser católico, vengo a vender mis cañas a 10 pesos y si sale aunque sea para las tortillas pero tenemos que comer», mencionó don Tadeo.

Casi siempre él recorre las calles del centro de Nanchital de 8 de la mañana a 1 de la tarde, aunque a veces se iba para la congregación de Mundo Nuevo, pero, dejó de ir porque tuvo un accidente.

«Yo le pido a la gente que me compre mis cañas, siempre ando por aquí y las doy baratas, son para pagar las medicinas de una de mis hermanas que padece azúcar», comentó.

En ocasiones don Tadeo, también vende plátanos y limones, estos los comienza a ofertar según la temporada y sube su precio, sin embargo la ciudadanía asegura que tienen un excelente precio y sabor.

Lamentablemente debido a su baja economía no tiene la posibilidad de tener un número de teléfono para quienes deseen apoyarlo y contactarlo, pero asegura que él siempre se encuentra en el centro de la ciudad, para quienes lo busquen.

«La verdad si es muy cansado tener que salir todos los días y a mi edad, pero quiero apoyar a mi familia para que tengas sus medicinas y que comer», finalizó.

PUBLICIDAD