PUBLICIDAD

*Jugó para Delfines de Río Blanco

*En Córdoba, hizo carrera y su vida

PUBLICIDAD

Por Noé Flores Cortés

Síguenos en www.nuevosol.com.mx

Nos amanecimos con la triste noticia de que José Luis Pérez, mejor conocido como “Juandiego”, decidió ir a jugar futbol a las Ligas Celestiales, donde se reencontrará con grandes amigos que al igual que él, se nos adelantaron en el viaje sin retorno.

Originario de Río Blanco, Juandiego debutó en el futbol profesional precisamente con los Delfines de ese municipio, sin embargo, llegó a Córdoba donde hizo carrera futbolística y su vida, la cual se vio frenada, por el Covid, que aunque ya lo había superado, le dejó graves secuelas en sus pulmones.

Jugó con varios equipos locales, la lista sería interminable, pero a donde fue hizo amigos y dejó huella, lo mismo con el Deportivo Córdoba, que con el Águila Azteca, con quien cada año viajaba a Guadalajara para enfrentar a las viejas glorias de Chivas y otros equipos, que también visitaban Chocamán.

Dirigió varios equipos, de los últimos el Adic, pero también jugó para el León y muchas escuadras más; entrenó muchas veces con Roberto Luévano en el Club Azucareros donde nos saludamos muy seguido; hizo carrera como relojero, primero por el rumbo del mercado y después en la calle 4 entre avenidas uno y tres.

Como estábamos cerca, antes de regresar al trabajo luego de la hora de la comida, Juandiego o José Luis Pérez pasaba a la radio XEDZ Canal 58 y Nova 92 en la avenida tres y calle 6 a saludarme en Foro Deportivo, por lo que puedo decir, que le entrevisté varias veces, me “arregló” algunos relojes, pero sobre todo, hicimos buena amistad. Nuestra palabra en común: “¿Otro?”.

Hoy, despedimos al futbolista, al relojero, pero mejor amigo, José Luis Pérez, Juandiego. Descansa en paz. Hasta pronto.

PUBLICIDAD