PUBLICIDAD

*Reacción con más ganas que futbol

*Peligra el pase directo al Mundial 2022

PUBLICIDAD

Por Noé Flores Cortés
Síguenos en www.nuevosol.com.mx

Señalamos que peligraba México en su juego ante Canadá y así sucedió, el Tri sufrió su segunda derrota al hilo en la eliminatoria rumbo al Mundial de Qatar al son de 2-1, en duelo que terminó en medio de empujones y mentadas.

La derrota del seleccionado nacional pone en peligro el pase directo al Mundial de Qatar, pero si el Tri recompone el camino en el 2022, podría conseguir el boleto, aunque las dudas ahora son por el nivel de juego mostrado, pues de no haber mejora, las posibilidades de destacar en la justa mundialista son mínimas.

En el presupuesto de esta eliminatoria, nos parece que estaban contempladas estos resultados adversos, sobre todo en calidad de visitante, por lo que a pesar de la molestia generalizada y de que México no juega a nada y parecen rebasados jugadores y cuerpo técnico, no se vislumbran cambios, es decir, el Tata Martino seguirá en el cargo hasta el Mundial.

El frío fue intenso, 9 u 11 grados bajo cero, pero fue para los dos equipos, aunque Canadá está más acostumbrado a este tipo de climas, pero tampoco es pretexto para que México no sacara un buen resultado.

En la recta final del partido, el seleccionado nacional tuvo reacción, mostró garra y entrega, con más ganas que futbol, pero pudo acortar distancias y estuvo cerca de empatar, lo cual no maquilla el mal accionar del equipo en los últimos juegos, inclusive cuando se ha ganado.

Hace falta liderazgo en el Tri, pero no sólo en la banca, sino en el terreno de juego; no existe un jugador que mande en la cancha, que grite, que ubique y hasta dirija a los jugadores en el terreno de juego; quien les de una sacudida sobre la marcha para reaccionar o inclusive modificar el planteamiento.

El mejor jugador del Tri “Chucky” Lozano fue amonestado y se perderá el siguiente juego de la eliminatoria; otros elementos como Herrera que anotó el gol, Raúl Jiménez y algunos defensores no atraviesan por su mejor momento futbolístico, pero los mantienen en el terreno de juego.

Hablar de los errores de Memo Ochoa en los dos goles es fácil, pero habrá que tomar en cuenta que en muchas ocasiones el mismo guardameta ha sido el héroe del Tri, pero también es cierto, que parece inamovible de la titularidad y creo que un cambio sería benéfico para todos.

La presión será fuerte, muchos piden la destitución de Martino, pero la Federación no parece tener ganas de siquiera abordar el tema, pero si se decide hacer un cambio, creo que es ahora, de lo contrario, sería contraproducente, pues el Mundial está a la vuelta de la esquina.

Habrá que recuperar no sólo el buen futbol y la jerarquía, sino la humildad y la garra, la entrega y la disciplina.

La Selección Mexicana es un negocio redondo para la Federación Mexicana, pero para que siga produciendo dinero, deben mejorar, entregar resultados y el primero es conseguir el pase al Mundial de Qatar que hoy está en peligro de lograrlo cuando menos de manera directa.

PUBLICIDAD