También las más grandes y entre ambas tienen casi el 25% de la deuda total en circulación.