PUBLICIDAD

Elio Henríquez y Emir Olivares, corresponsal y reportero | La Jornada

San Cristóbal de Las Casas, Chis.- Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), apoyados por efectivos de la Guardia Nacional, de la Marina y de la Policía Federal, detuvieron a unos 400 de los casi 500 migrantes centroamericanos que este miércoles ingresaron en caravana al país de manera indocumentada, informaron fuentes gubernamentales.

PUBLICIDAD

Agregaron que los migrantes fueron interceptados a la altura del municipio de Metapa de Domínguez, luego de recorrer 12 kilómetros desde la frontera con Guatemala. Tras ser detenidos, fueron subidos en autobuses y trasladados a la estación migratoria Siglo 21, en Tapachula.

De acuerdo con los informantes, los uniformados se colocaron en la carretera y cuando los indocumentados intentaron pasar, las autoridades les ofrecieron tramitar su regularización para permanecer legalmente en México luego de estudiarse cada caso, pero varios rechazaron la propuesta y protestaron, lo que generó gritos y jaloneos.

Los agentes aseguraron a los centroamericanos y los subieron a varios autobuses para trasladarlos a Tapachula, aunque una parte escaparon por el monte.

Las fuentes informaron que los aproximadamente 500 migrantes ingresaron a México en caravana a pie ayer por la mañana por el puente internacional Rodolfo Robles, ubicado sobre el río Suchiate, que divide a México y Guatemala.

Por su parte, el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos del Sureste difundió diversas imágenes en las cuales se observan los mencionados operativos para contener a los migrantes.

En este momento, siendo las 13:45 horas (de ayer), se encuentran decenas de agentes de fuerzas del Estado tanto de policía militar como Policía Federal y municipal, así como del Instituto Nacional de Migración, realizando detenciones y reteniendo a las personas, señaló el colectivo en una alerta.

Las organizaciones que conforman la agrupación se movilizaron para supervisar la zona con el fin de documentar posibles abusos.

PUBLICIDAD