PUBLICIDAD

Se reanuda la Serie Mundial y los Dodgers de Los Ángeles irán en busca del título en el sexto juego del Clásico de Otoño donde para las Rayas de Tampa Bay, no hay mañana, ganan y forzan un séptimo duelo o a casa.
Este martes otra vez, frente a frente los dos mejores equipos de los juegos de postemporada de Grandes Ligas, buscando trascender en esta difícil y complicada campaña recudida a 60 juegos por el coronavirus y que finalmente llega a su fin.
Si llega a ganar Tampa, habrá séptimo juego el miércoles, donde habrá campeón, pero si Dodgers repite color éste martes, todo habrá terminado y los angelinos habrán conquistado la Serie Mundial, algo que no consiguen desde 1988.
Han pasado 32 años desde que Orel Hershiser ponchó a Tony Phillips de los Atléticos de Oakland para el out 27 de la Serie Mundial de 1988, cuando Dodgers ganó su último título; desde entonces los angelinos han jugado 5 mil 14 juegos de campaña regular y otros 113 de postemporada en busca de un nuevo gallardete; se han ganado más de 3 mil 690 millones de dólares en suelos de peloteros a lo largo de todas estas 32 campañas.
Ahora Dodgers está ante la posibilidad de acabar con esa sequía de títulos y conquistar su séptima estrella, cuando enfrenten a Tampa Bay en el sexto juego de la Serie Mundial, por las Rayas, lanzará Blake Snell, quien no tiene margen de error, debe ganar o todo acabó, enfrente tendrá a Tony Gonsolin quien subirá en busca del título de la Serie Mundial para los angelinos.
De haber séptimo juego, por los Dodgers subirá el mexicano Julio Urias a la loma de las responsabilidades.

PUBLICIDAD

Por Noé Flores Cortés
Síguenos en www.nuevosol.com.mx

PUBLICIDAD