PUBLICIDAD

Genaro Zepeda | UnoTV

En Puebla, el socavón gigante cada día genera más riesgos, incluso para los animales. Recientemente, dos perritos fueron víctimas de este enorme hoyo en la tierra, pues ambos cayeron en él.

PUBLICIDAD

¿Cuándo cayeron los perritos al socavón de Puebla?

El gran socavón de Puebla, que mide más de 110 metros de longitud y que está ubicado en Santa María Zacatepec, registró sus primeras víctimas la tarde del pasado lunes 7 de junio: los dos perritos cayeron accidentalmente en el hundimiento.

Un perro es Spay, de ocho meses y de raza pitbull, que salió de su casa. Corría por los terrenos de cultivo cuando sobrepasó el perímetro de seguridad, junto con otro compañerito suyo, y de esta forma ambos perritos cayeron en el socavón.

“El perro (Spay) se salió de la casa, se fue con otro y venían jugando, entonces cuando lo vi, vine a llamarlo porque se iba a ir para el socavón, pero ya no lo alcancé porque se cruzó las vallas y después ya no pude hacer nada, ahí se cayó y luego el otro también”.

Tania, dueña de Spay.

Pobladores de las viviendas aledañas al socavón de Puebla, así como asociaciones protectoras de animales, denunciaron que la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Coordinación Estatal fueron alertadas de lo ocurrido; sin embargo, aún no toman acciones para rescatar a los canes.

“Todos somos seres vivos y vivimos en un solo planeta, es injusto que siga vivo y que se muera de hambre, espero que hagan algo al respecto, hay personas especializadas… que me hagan el favor de rescatar a los perritos, no sólo a mi perro, sino al otro”.

Fátima Ortega, también dueña de Spay.

Él es Spay, uno de los perritos que cayó al socavón. Foto: Genaro Zepeda

Este miércoles, a la zona llegó personal de Bienestar Animal del Gobierno estatal, quienes solicitaron a los dueños paciencia para determinar si los especialistas en rescate ven viable la extracción de ambos perritos.

En tanto, la secretaria de Gobernación del Gobierno del estado ve complicado que las maniobras se realicen.

“Se está valorando la posibilidad de llevar a cabo una acción de rescate, pero es muy complicado debido al riesgo que representa para los rescatistas. En el mundo de las emergencias y los desastres hay una máxima, y es nunca poner en riesgo la vida de una persona más”.

Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria de Gobernación de Puebla.

En la zona del socavón, el perímetro de seguridad continúa siendo de más de 600 metros; a diario es común ver a pobladores que acuden con sus perritos, por lo que autoridades en Puebla recomiendan evitar la visita a dicho lugar.

PUBLICIDAD