PUBLICIDAD

-Si lo hierven en agua sobrevive.

En pocos años el planeta seguirá experimentando cambios que continuarán afectando nuestro modo de vida, el calentamiento global producido por el excesivo consumo de recursos naturales podría poner en riesgo nuestra existencia.

PUBLICIDAD

Muchas especies de animales continuarán desapareciendo por la depredación constante, sin embargo existe un animal superpoderoso el cual soportara todos estos cambios.

El Tardigrado y porque es muy poderoso.

-Deshidratación: pueden sobrevivir durante 30 años en condiciones de laboratorio sin una sola gota de agua. Hay fuentes que aseguran que resisten hasta 120 años o que se han encontrado en hielos de 2000 años de antigüedad y han podido revivir, aunque probablemente sean exageraciones.

-Temperaturas extremas: si hierves un tardígrado, sobrevive. Si lo sometes a temperaturas de casi el cero absoluto (-273ºC), sobrevive. Su rango de supervivencia va de -270ºC a 150ºC.

-Presión extrema: son capaces de soportar desde el vacío hasta 6.000 atmósferas, es decir, 6 veces la presión que hay en el punto más profundo de la Tierra, la Fosa de las Marianas (11.000 metros de profundidad).

-Radiación extrema: los tardígrados pueden soportar bombardeos de radiación en una dosis 1000 veces superior a la letal para un humano.

-Sustancias tóxicas: si se les sumerge en éter o alcohol puro, sobreviven.

-Espacio exterior: los tardígrados son los únicos animales que han sobrevivido al espacio exterior sin protección alguna. En 2007 la ESA (Agencia Espacial Europea), dentro del proyecto TARDIS (Tardigrades In Space) expuso tardígrados (Richtersius coronifer y Milnesium tardigradum) durante 12 días en la superficie de la nave Foton-M3 y sobrevivieron al viaje espacial. En 2011 la NASA hizo lo propio colocándolos en el exterior del transbordador espacial Endeavour y se corroboraron los resultados. Sobrevivieron al vacío, a los rayos cósmicos y a una radiación ultravioleta 1000 veces superior a la de la superficie terrestre. El proyecto Biokis (2011) de la Agencia Espacial Italiana (ASI) estudió el impacto de estos viajes a nivel molecular. JRF

Fotos de Eye Of Science/Science Photo Library

PUBLICIDAD