EN POCAS PALABRAS

José Luis Ortega Vidal

CARAVANA 30-30

Un corrido de la Revolución Mexicana canta: “Carabina 30-30 que los rebeldes portaban…” y añade: “Con mi 30-30 me voy a marchar, a engrosar las filas de la rebelión…”

Este sábado, en Acayucan, hubo una Caravana, pero no fue una Caravana 30-30… En realidad se denominó “Caravana por la Paz”…

Hay tales nervios y desconfianza en la zona que un participante del evento -a bordo de uno de los vehículos empleados al respeto- con todo agresivo cuestionó al reportero “¿Y tú por qué grabas…eres periodista o qué?

La respuesta fue el silencio y la prudencia del chofer de continuar su caravana…

Antes de terminar de organizarse y partir desde el frigorífico “Miguel Alemán”, alguien –anónimo- giró la orden de impedir a reporteros tomar fotografías y grabar; mucho menos rostros.

Había tensión y dejos de desorganización. Al momento de los discursos surgieron celulares por doquier, incluso de caravanistas. Los periodistas ignoraron la instrucción y actuaron en función de su trabajo…

¿Había filtrados en la Caravana?

¿Entre ellos hubo quienes, disfrazados de campesinos y ganaderos de inmediato accionaron celulares y dio inicio la grabación masiva del evento antes de su arranque?

Todo es posible en un mundo donde la norma es que ya no hay norma…

 

EMPEZARON LOS DISCURSOS

 

Jacob Abel Velasco Casarrubias, líder de la Unión Ganadera Regional del Sur de Veracruz fue el convocante principal de la Caravana por la Paz.

Luego, fue el primer orador ante cientos de campesinos y ganaderos de Acayucan, Jesús Carranza, San Juan Evangelista, Las Choapas…

Una frase resaltó en el discurso del hombre que casi cumplirá veinte años al frente de la UGRSV y que en febrero próximo deberá convocar a una nueva asamblea general con elección incluida.

Ha dicho que ya no competirá por la Presidencia de la Unión y al respecto hay un antecedente importante: el gobierno del estado apoyó a un grupo de rivales políticos de Velasco Casarrubias al inicio del 2019 –en realidad el conflicto se heredó desde el Yunismo, en el 2018- y éste los frenó con el respaldo de las más de 30 asociaciones ganaderas locales que representa.

Luego, para evitar que la sangre llegase al río, hubo diálogo y el compromiso de que la UGRSV estrenaría líder en el 2020.

Por lo pronto, este domingo Jacob Velasco Casarrubias afirmó: “No queremos ser un nuevo Coatzacoalcos…”

Esta frase, por sí misma, merece análisis aparte: político, científico social, de coyuntura y estructura sociológicas.

Las palabras del líder de la UGRSV tienen un profundo significado, así hayan conformado una breve frase, muy breve pero profunda.

 

LO DESTACADO

 

Por otra parte, en la Caravana por la Paz de Acayucan destacaron varios elementos. He aquí algunos:

  • La presencia de Gilberto Guillén Serrano, tres veces alcalde de Las Choapas, diputado local, líder ganadero y padre de la actual alcaldesa de Jesús Carranza.
  • La presencia de Erasmo Vázquez (a) “El chivo”, exportador de limón persa, uno de los empresarios agropecuarios más poderosos –económicamente- del sur de Veracruz. Hermano –por parte de padre- de un personaje clave para entender la historia de Acayucan y unos 20 municipios sureños en la década de los 80s: Cirilo Vázquez Lagunes (+).
  • Diego Ayala, ex alcalde y poderoso líder ganadero en Las Choapas, frontera del estado de Veracruz con Tabasco y Chiapas, conectado a su vez con el Valle del Uxpanapa, tierra productiva, tierra muy rica, tierra poblada en medio de la locura política e histórica, tierra de muchos y tierra de nadie…
  • La ausencia de vecinos de la zona urbana acayuqueña. Prevalece el miedo, dijo un habitante de la zona, desde el anominato…

 

ESCUCHE, SEÑOR GOBERNADOR

 

La Caravana por la Paz incluyó peticiones al gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Le pidieron que se deje ayudar por los ganaderos del sur; sin duda hartos de secuestros, crímenes, robos, extorsiones.

Si a lo largo de casi un año el gobierno estatal no ha dialogado con esta gente, he aquí el momento clave para que lo haga.

Acá hay muchos migrantes de Guerrero, Morelos, Michoacán, Chiapas, entre otras partes del país.

Llegaron aquí en diversos momentos del siglo XX y son veracruzanos con raíces culturales y familiares en zonas difíciles del país.

Se adaptaron al suelo feraz del sur veracruzano.

Hoy, sin embargo, la violencia es cada día más feroz y temen –los mayores, con más de setenta años de vida y mucha experiencia en negocios y política, dejar a sus hijos y nietos a la buena de Dios, en manos de la delincuencia organizada. Prefieren enfrentarla como lo han estado haciendo.

Eso lo dejaron claro en la Caravana al mismo tiempo de patentar su respeto a las autoridades y la Ley.

 

EL MALACO Y PROCORO ALAFITA

Poco más de cinco lustros atrás Acayucan y la región se estremecieron.

El cuerpo de un hombre sin cabeza apareció cerca del “Mangal”, un sitio sumamente popular en la zona, entre Acayucan y Oluta.

La víctima fue identificada como Prócoro Alafita, humilde trabajador en el ramo del transporte de mudanzas, reconocido por su sencillez.

Aquellos -los de la década de los 90s- eran tiempos de impunidad y de justicia sin métodos válidos más allá de la teoría, que en la práctica nadie respetaba.

Se acusó de aquel asesinato extraño –por las condiciones de crueldad extrañas en la región- a Marcelo Uscanga (a) “El malaco”, a quien un juez halló culpable y lo condenó a pasar 32 años en la cárcel.

Nunca se encontró la cabeza de la víctima y el acusado –a tehuacanazo limpio- se reconoció culpable pero extrañamente nunca “confesó” dónde dejó la extremidad superior del transportista

¿No lo dijo simplemente porque no lo sabía?

Es decir ¿El malaco fue un chivo expiatorio?

No se sabe la respuesta a tales preguntas pero hay versiones de que el acusado por el asesinato de don Prócoro Alafita estaría por quedar libre antes de cubrir su condena.

El motivo serían su buen comportamiento y otros factores a su favor.

 

TALLER  CULTURAL

En la casa de cultura de Acayucan dio inicio el sábado en forma gratuita un Taller de Habilidades Digitales que devendrá Diplomado en Gestión Cultural.

Lo ofrecen la Secretaría de Culturavy el Instituto Veracruzano de Cultura.

Participan el Ayuntamiento local a cargo del alcalde Cuitláhuac Condado Escamilla y el DIF a cuyo frente se ubica la licenciada Rosalba Rodríguez Rodríguez.

Más de tres decenas de promotores culturales, artistas, maestros, acudieron a la primera jornada, totalmente exitosa.

Seguirá la actividades los sábados de octubre, noviembre y una parte de diciembre.

El trabajo de Wilka Aché Teruí al frente de la Casa de Cultura de Acayucan destaca. Fue el tesorero José Alberto Toledo Toledo quien dio el mensaje de inicio del Curso.

Bien.