PUBLICIDAD

Coatzacoalcos, Ver.- Vecinos de la colonia El Faro de la villa de Allende, fueron alertados por los gritos de un menor que era encadenado por su madre, pues gritaba que tenía hambre y los que escucharon los desesperados gritos del niño de ocho años, pidieron la intervención de las autoridades.

De estos hechos tomó conocimiento el agente municipal de la villa, Noriel Prot Álvarez, quien a su vez solicitó la intervención de el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

PUBLICIDAD

La madre del infante argumentó que tomó esa medida porque su hijo ha salido a la calle varias veces y teme que se vaya a perder.

Al rescate del menor llegaron elementos de la Policía Municipal, quienes trasladaron al infante a un refugio,.mientras que la madre quedó a disposición de las autoridades para que reciba terapia psicológica.

Gregorio Antonio/Coatzacoalcos

PUBLICIDAD