PUBLICIDAD

De Ultima Hora Ayer sus padres acudieron al forense a identificar los cadáveres mutilados de los niños. A ellos pertenecían los restos que un hombre cargaba el pasado domingo en un diablito.

A Yair y a Héctor los vieron por última vez el martes 27 de octubre afuera de la vecindad donde vivían, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

PUBLICIDAD

Yair tenía 12 años y Héctor Efraín, 14. Sus familiares no imaginaron que los cuerpos que hallaron entre la basura en las calles del primer cuadro de la Ciudad, serían los de sus niños.

Ahora sus familiares piden justicia para este cruel crimen, descansen en paz Héctor y Yair.

PUBLICIDAD