PUBLICIDAD

Un 23 de octubre, pero de 1940, vio la luz primera en este mundo un niño brasileño a quien le pusieron como nombre Edson Arantes, pero el mundo entero lo conocería como Pelé, O Rei quien sin duda alguna es el mejor futbolista de todos los tiempos y que en su mensaje previo a cumplir 80 años de vida, agradeció a Dios por la salud, con esas edad y lúcido, no muy inteligente dijo, pero lúcido.
El delantero brasileño que jugó para el Santos de Brasil, para la selección de su país y para el Cosmos de Nueva York, festejará sus 80 años de vida en su casa de Guarujá, en Sao Paulo al lado de su familia; el festejo tendrá que esperar por la pandemia; Pelé agradeció a Dios por todo lo que ganó en su carrera futbolística.
“Dios fue muy bueno conmigo; todo lo que ganamos en la vida es porque dios creeyó que lo merecemos”.
Pelé recordó algunos momentos difíciles, inclusive con la prensa, pues dijo que algunos periodistas inventaban cosas, pero agradeció la otra cara de la moneda, no solo de sus fans, sino de la misma prensa, a quienes les dijo que espera que cuando vaya al cielo, Dios le reciba de la misma manera que todo el mundo lo hace hoy gracias al futbol.
Pelé ganó seis de los ocho títulos de liga con el Santos, dos de las tres Copas Libertadores, con Brasil a los 17 años fue campeón del mundo y su tercer mundial lo ganó en México, donde los brasileños jugaron como en casa, pues el público se les entregó y eso lo recuerda Edson Arantes con mucho cariño.
Con más de mil 200 goles en su carrera, el más grande O Rei Pelé, cumple éste viernes 80 años de edad, con algunos problemas de salud y movilidad, pero lúcido. Felicidades.

Por Noé Flores Cortés
Síguenos en www.nuevosol.com.mx

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD