PUBLICIDAD

***La paraestatal, un riesgo para los ecosistemas y la población

Información y fotografías de Bernabé Vallejo Olvera

PUBLICIDAD

PAPANTLA, VER.- Una fuerte fuga de aguas congénitas e hidrocarburo en la comunidad de Ursulo Galvan, perteneciente a este municipio papanteco; ocasionó la zozobra entre los habitantes de esta localidad así como la contaminación del arroyo, que abastece de agua a la población, que se encuentra bajo una verdadera «bomba de tiempo» por los constantes derrames de hidrocarburo de parte de la paraestatal Petróleos Mexicanos.

Dónde de nueva cuenta, se registró un fuerte derrame con una mezcla de aguas congénitas junto con aceite crudo en un pozo petrolero; propiedad de Petróleos Mexicanos (PEMEX),localizado en la población anteriormente mencionada.

Dicho derrame fue ubicado por vecinos y trabajadores de una empresa particular sub contratada por PEMEX, dicha fuga se originó en los ductos, que se encuentran afectados por la corrosión, dichas instalaciones; datan de hace más de 40 años de estar en servicio.

Este nuevo derrame, fue originado entre los pozos San Andrés 55 y San Andrés 79, recrudeciendo las afectaciones y contaminación tanto a sembradíos de cítricos como al arroyo, que atraviesa por la comunidad.

Empleados de la compañía Oleomar la cual le trabaja a PEMEX, acudieron a cerrar las válvulas de paso y colocaron, uno remedios en forma provisional para minimizar la contaminación.

Los ejidatarios y vecinos del lugar, temen que está contaminación, termine en el arroyo, que atraviesa por la comunidad, que encuentra gravemente contaminado por las constantes fugas de hidrocarburos.

Los pobladores, señalaron que han denunciaron las múltiples fugas, que se registran en la zona y han afectado sus sembradíos desde hace varios meses.

PUBLICIDAD