PUBLICIDAD

La Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), tomó diversos acuerdos con la finalidad de lograr que el Gobierno Federal reconozca la necesidad de pagar los salarios y las prestaciones de fin de año a los trabajadores de 11 universidades que están en crisis, por unanimidad, acordaron solicitar al subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, sea el conducto para llevar las inquietudes del gremio al presidente Andrés Manuel López Obrador, antes de plantear acciones más contundentes.

La intención es plantear a las autoridades federales que haya un recurso extraordinario para que los trabajadores no se vean afectados al cierre del año, sesión virtual extraordinaria, a la que acudió Carmen Enedina Rodríguez Armenta, directora general de Educación Superior Universitaria, se expuso de manera puntual la situación de crisis financiera en la que se encuentran alrededor de 11 universidades estatales, pero particularmente de cinco que podrían no recibir el pago de salarios en la segunda quincena del mes de noviembre.

PUBLICIDAD

Ahí, se escucharon las necesidades que plantearon los secretarios generales de la Universidad Autónoma de Nayarit, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Universidad Autónoma de Sinaloa, la Autónoma de Zacatecas y la Autónoma de Durango.

Rodríguez Armenta expuso que algunos gobernadores no han cumplido con los compromisos pactados para dar el subsidio a las casas de estudios y afirmó que, si ellos aportaran lo que les corresponde, no estarían en crisis, 60 secretarios generales aprobaron también que en caso de no recibir el pago de salarios, acudirán a Palacio Nacional a la mañanera del Presidente para intentar ser escuchados, además de estar en sesión permanente hasta saber si las cinco universidades ya recibieron las prestaciones laborales.

Enrique Levet Gorozpe, secretario general de la Confederación explicó que en caso de que sea cometida la violación a los derechos laborales de los trabajadores, se reunirán nuevamente para tomar una determinación más contundente.

Si no ocurriera esto (el pago), tomaríamos una decisión más drástica como el apagón de las computadoras, toda vez que están trabajando en línea, pero esperamos que no tengamos que llegar a ese momento. Confiamos en las autoridades y en el subsecretario.

PUBLICIDAD