PUBLICIDAD

Timothy George Simpkins abrió fuego en su escuela y lesionó a un profesor y cuatro estudiantes; ya fue detenido por la policía de Arlington

OLIVIA VÁZQUEZ HERRERA | HERALDO DE MÉXICO

PUBLICIDAD

La mañana del miércoles 6 de octubre, un joven de 18 años abrió fuego en una escuela de ArlingtonTexas, dejando a cinco personas heridasTimothy George Simpkins fue detenido horas después del tiroteo y ahora enfrenta tres cargos por agresión agravada con arma de fuego.

Al menos cinco personas resultaron heridas durante el ataque en la escuela secundaria Timberview: el profesor de inglés, Calvin Pettitt, quien recibió un disparo en la espalda que causó fracturas en las costillas y dejó un pulmón colapsado; un estudiante de 15 en estado crítico tras ser operado, otros dos jóvenes hospitalizados, y una adolescente más que pronto será dada de alta.

Timothy está en custiodia de las autoridades locales bajo fianza de 75 mil dólares y será trasladado a la prisión del condado de Tarrant. Sin embargo, su familia asegura que el muchacho no es malo y que actuó así debido al pánico y frustración por ser constantemente víctima de bullying.

Lo robaban y molestaban ‘por tener cosas bonitas’: familia

Según el periódico Daily Mail, el joven de 18 vivía en una linda casa con su abuela y conducía un Dodge Charger, por lo que su familia relató que constantemente era molestado por su compañeros por tener ‘cosas bonitas’. Ya era muy común que los ‘matones’ lo ofendieran, le robaran su dinero o le hicieran burla por ser tan amable.

El medio relata que una de sus vecinas considerada parte de su familia, Carol Harrison Lafayette, expresó que un día antes de tiroteo, unos jóvenes agredieron a Timothy y le robaron porque estaban ‘celosos’ de su ropa bonita y su auto elegante. «Lo grabaron. No sucedió solo una vez, fueron dos veces. Estaba asustado, tenía miedo», afirmó la mujer.

La señora agregó que Timothy evidentemente no tenía la culpa de que él y su abuela fueran ‘bendecidos económicamente’, por lo que le resultaba injusto que le hicieran bullying por ello. «No hay justificación para que alguien resulte herido, tenemos que analizar el hecho de que el acoso escolar es real. Me disculpo, como familia pedimos perdón por cualquier tipo de dolor», dijo a The Dallas Morning News.

En este mismo tenor se pronunció su primo, Cint Wheat, quien aseguró que Timothy simplemente fue una víctima de los abusadores, «al final del día, mi primo fue intimidado… No sé qué sentir por esto, no es un niño malo», escribió en su cuenta de Facebook.

(Con información de The Dallas Morning News y Daily Mail)

PUBLICIDAD