PUBLICIDAD

Un total de 17 acusaciones se registraron en México, ocho en Estados Unidos, seis en España, y cuatro en Brasil. La congregación ha rebajado el número de victimarios de 33 a 27

GEORGINA ZEREGA / EL PAÍS

PUBLICIDAD

Los Legionarios de Cristo han hecho público el lunes los nombres de los sacerdotes acusados de abuso sexual a menores dentro de la congregación.

En una serie de documentos emitidos, una de las órdenes religiosas más poderosas del mundo ha detallado los casos de pedofilia que registraron desde su fundación en 1941 hasta la actualidad. Muchos de los nombres aparecen codificados con números —dependiendo del país en el que haya sucedido y lo que establezca la ley sobre su divulgación—, pero otros tantos han saltado a la luz por primera vez. El exsacerdote español Óscar Turrión y el norteamericano Timothy Meehan aparecen en la nueva lista de los denunciados por pedofilia.

Una investigación interna de los Legionarios de Cristo, publicada en diciembre de 2019, reconocía que 33 sacerdotes había sido denunciados por abusar sexualmente de 175 menores. De ese total, unas 60 víctimas correspondían al fundador de la orden, el mexicano Marcial Maciel. Ahora, tras “revisar y estudiar nuevamente” la información, la congregación ha rebajado el número de victimarios. “En dos de los casos no se ha podido confirmar que se trató de un abuso sexual de una persona menor de edad”, dice el Informe anual 2020. Verdad, justicia y sanación. “Hay tres casos cuya investigación no se ha concluido”, agrega. Y un sexto, en el que el denunciante terminó por admitir “que no se había tratado de un abuso sexual”.

Esta revisión deja el balance propio en unos 170 menores abusados por 27 miembros de la orden. La congregación ha resaltado que durante el último año comenzó un proceso de reparación del daño con al menos 50 víctimas y asegura que busca resarcir el daño con las otras 120.

Los documentos publicados este lunes desarrollan los casos por territorios. Un total de 17 acusaciones de abuso sexual se registraron en México, ocho en Estados Unidos, seis en España, cuatro en Brasil, dos en Italia, dos en Chile y otras dos en la región andina (Colombia y Venezuela). Algunos sacerdotes acusados aparecen en la lista de dos o más países, ya que acumularon denuncias en varios territorios. Es el caso del mexicano Vladimir Reséndiz, condenado a seis años y medio de prisión por abusar de varones menores en un seminario en el norte de Italia. Reséndiz fue señalado también por una persona en Venezuela, donde la Legión lo mandó tras las denuncias en Italia.

De los casos registrados en Estados Unidos han saltado a la luz cuatro nuevos nombres. Allí aparece el español Óscar Juan Turrión Pablo, exrector del seminario María Mater Ecclesiae en Roma, que colgó los hábitos en 2017 tras revelar que tenía una vida oculta con una mujer con la que tenía dos hijos. Según informa la congregación, fue denunciado por primera vez en 2019 por supuestamente abusar de un estudiante en el Colegio Apostólico de la Inmaculada Concepción en New Hampshire (Estados Unidos) a principio de los noventa. Una investigación interna corroboró hace dos años la acusación, que fue admitida finalmente por la orden. “Los Legionarios de Cristo se han disculpado por el abuso y han buscado ayudar a la víctima”, reconoce el comunicado de este lunes. Los otros tres nombres pertenecen al reconocido sacerdote estadounidense Timothy Meehan, el exseminarista David Consoli —en el mismo colegio y en la misma época que Turrión— y Jeremiah Michael Spillane, condenado en Florida por grooming, además de otros cuatro de quienes ya se sabía su nombre.

La lista sobre los casos en México, la más extensa, solo publica con nombre y apellido los sacerdotes denunciados públicamente por las víctimas. Es el caso de Fernando Martínez, acusado de abuso sexual a ocho niñas en un colegio de Cancún entre 1991 y 1993. O de Antonio Rodríguez Sánchez, un caso revelado por EL PAÍS en enero de 2020, acusado de abusar de un niño de 12 años en el seminario del Ajusco en Ciudad de México en los ochenta. También aparece en la lista el exsacerdote español José María Sabín —solo con su primer nombre—, denunciado por abusar del mexicano Reséndiz en el mismo seminario. La mayoría de los casos reportados por la Legión en México registran “varias víctimas”.

La información publicada sobre España da cuenta de seis casos de abuso de menores desde 1941 hasta la actualidad. Excepto por Marcial Maciel, los nombres de los otros cinco sacerdotes han sido ocultados por “razones legales” propias de la legislación vigente en materia de protección de datos, ha justificado la congregación. Tres de los señalados acumularon denuncias también en México y tres enfrentan actualmente un proceso canónico. A todos se les conocen varias víctimas.

Los nombres que figuran en el territorio de Chile son los de José Luis Díaz Atilano y el irlandés John O’Reilly. El primero fue acusado de cometer abusos a ocho niños cuando ocupaba el cargo de director del antiguo Colegio Zambrano de la capital y el segundo, condenado en un caso de pedofilia en el que la víctima era una niña de seis años. Los legionarios señalados en Brasil o la región andina aparecen codificados con números, por lo que se desconoce aún sus nombres reales. En Italia solo han registrado, de acuerdo al informe, acusaciones contra Maciel y Reséndiz.

La revelación de los nombres de los legionarios acusados era uno de los pedidos que con más vehemencia hacían las víctimas. Su publicación este lunes implica un nuevo gesto de la orden por limpiar el oscuro pasado que acarrea. El nuevo director de la congregación, el estadounidense John Connor, ha asegurado que buscan “afrontar con determinación” las denuncias que recaen sobre sus miembros. Algo que las víctimas leen con desconfianza. El propio Connor fue acusado por tres mujeres de encubrir casos de abuso y acoso sexual en Estados Unidos cuando era director territorial.

PUBLICIDAD