PUBLICIDAD

Víctor Ballinas, Andrea Becerril y Laura Poy / La Jornada

Ciudad de México. La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez informó que 116 mil niños no han regresado a clases, representan el 2.3 por ciento del total de la matrícula y se investiga las causas del no retorno a las aulas, que puede ser por miedo, cuestión económica o por la pérdida de los padres.

PUBLICIDAD

En entrevista luego de comparecer ante la Comisión de Educación del Senado, señaló asimismo que no hay contagio de Covid-19 en las escuelas y que éstos se han dado, más bien en los hogares.

Antes, en respuesta a los cuestionamientos de senadores de todas las fuerzas políticas, la funcionaria detalló que después de que las clases estuvieron suspendidas por la pandemia, cerca de 20 millones de alumnos han reanudado clases presenciales en los 178 mil planteles del país.

“ El regreso a clases era necesario, no sólo por cuestiones académicas sino también en buena medida por la urgencia de proteger la salud física y emocional tanto de estudiantes como de docentes”, explicó la funcionaria.

En respuesta al cuestionamiento de los legisladores sobre el impacto que ha tenido en la educación las clases a distancia en los alumnos de educación básica, respondió que es algo que en México y a nivel mundial si ha habido un pequeño “no retroceso a lo mejor nos quedos estáticos y el miedo pudo habernos paralizado”,

Anuncio que la SEP hizo un convenio con la UNAM para valorar ese imposible impacto, a fin de que pueda valorarse un avance o un retroceso. Precisó que la dependencia a su cargo hizo un primer diágnostico en cada escuela.

“En qué consistió ese diagnóstico?, primero efectivamente evaluar cómo llegaron nuestros niños en la cuestión socio afectiva, y les quiero decir que quien tuvo más situación de miedo y de la mejor cierta preocupación por ingresar fueron los adultos, los pequeñitos ya tenían deseo de entrar a las clases para esa convivencia y para ese intercambio de emociones…”

La titular de la SEP precisó que quienes más temor registraron por el regreso a clases presenciales fueron los padres de familia, contrario al entusiasmo registrado por los alumnos de educación básica.

Será, recalco, a través de ese convenio colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México se evaluará el impacto de la emergencia sanitaria por Covid-19 en el aprendizaje

de los alumnos, “donde nos van a permitir precisamente a través de algunos procesos el valorar de qué manera va avanzando la estrategia de aprendizaje y los resultados porque es algo que nos interesa, efectivamente tiene que ser medible para que se pueda valorar para considerar como avance o retroceso o lo que se tenga que realizar.”

Sin embargo, a su juicio no se puede hablar de retroceso en el proceso de los educandos, toda vez que se tienen que evaluar los mecanismos implementados durante el confinamiento como la educación a distancia y virtual.

Durante la senadora del PRI, Beatriz Paredes se refirió a lo que consideró una cadena de ataques a la máxima casa de estudios y en su respuesta, Delfina Gómez negó que por parte de la SEP exista otra actitud que no sea de colaboración con la UNAM.

“La SEP es muy respetuosa de todas las instituciones y de verdad, si en alguien merece no solamente un reconocimiento, sino también nuestro agradecimiento es la UNAM, ese el Poli, son las instituciones de educación media superior…”

En otro punto, informó que la SEP regularizó ya a más de 400 mil plazas de maestros nivel nacional y cerca de 36 mil en la Ciudad de México.

PUBLICIDAD