Información de Bernabé Vallejo Olvera

PAPANTLA, VER.- Otra vez, ancianitos que cobran sus apoyos a través de PROSPERA hoy BIENESTAR fueron víctimas de un solitario sujeto en el área de cajeros de la sucursal BANAMEX en pleno centro de esta ciudad ante la complacencia e irresponsabilidad del personal de esta institución bancaria.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya que una persona ajena a dicho banco, estuvo manipulando a su antojo y con el solapamiento del gerente de esta sucursal, a la pareja a la cual  con el pretexto de apoyarlos en el retiro de su dinero, les quitó su tarjeta y les entregó otra, la cual es falsa.

Esta persona de aproximadamente un metro con ochenta centímetros, con ropa parecida a la utilizada por el personal bancario, busca a sus posibles víctimas, en su mayoría de la tercera edad con actitud muy amable, se acerca para supuestamente «ayudarlos» en los cajeros automáticos, una vez; que tiene el NIP de la tarjeta; en forma por demás imperceptible, cambia la tarjeta bancaria.

Informando a los usuarios, que no tienen recursos económicos en dichas tarjetas, posteriormente entrega otro plástico; esta situación fue detectada e informada, muy ampliamente por este medio de comunicación, pero de nueva cuenta, esta persona siguió en forma por demás descarada y defraudó a más ancianitos en pleno centro de la ciudad.

Se tiene conocimiento, que hasta este momento; han sido afectados más de cincuenta usuarios, cada uno con 2 500 pesos, les fue sustraído por parte del estafador, el apoyo les es depositado de manera bimestral, en una ocasión anterior, uno de los afectados; lo fue siguiendo en espera de apoyo policial, cosa que nunca ocurrió y el sujeto, solamente tomó un taxi de Poza Rica y se fue del lugar.

Esta anomalía, le fue directamente informada al gerente de BANAMEX PAPANTLA, pero su respuesta; fue hasta irresponsable, aduciendo que los cajeros automáticos, no son su responsabilidad y solamente, le atañe al interior de la sala de espera y cajas del banco, donde los afectados nada pudieron hacer.

Igualmente, a dicho sujeto; lo volvieron a sorprender en el interior del cajero de Banamex; solicitando la presencia de preventivos municipales, que a pesar de ser céntrico el suceso, tardaron en responder al llamado de auxilio, se adentraron y localizaron al defraudador, se acercaron y ante la molestia de los afectados, solamente lo escoltaron a la salida del banco y con toda calma, se retiró del lugar ante la complacencia de los uniformados a pesar de los señalamientos, aduciendo que sus superiores, les dijeron que: «No hicieran escándalo, que tomaran datos y se retirarán».

Haciendo un llamado de alerta a la población, que cuando algún ancianito; vaya a retirar su apoyo, vaya con un familiar y que por ningún medio, acepten ayuda de extraños.