VANGUARDIA

Karol Ramón, un niño de tan sólo 7 años, fue asesinado por su madre y su pareja del mismo sexo por negarse a vestirse de mujer, en el municipio Juventino Rosas, en Guanajuato.

Se dio a conocer una trágica historia de violencia familiar, en donde un menor de 7 años de edad, fue asesinado por una pareja de mujeres quienes presuntamente lo golpeaban y humillaban constantemente.

Karol Ramón, fue asesinado por su madre y su pareja del mismo sexo por negarse a vestirse de mujer, en el municipio Juventino Rosas, en Guanajuato.

De acuerdo con los primeros reportes, el menor era maltratado por ambas mujeres de manera constante, y terminaron con su vida en marzo pasado, tras propinarle una brutal golpiza cuando rechazó vestirse con prendas para niñas.

Karol recibió fuertes golpes en el estómago y cabeza que le provocaron daños en sus órganos. Su madre, identificada como Margarita, lo llevó al hospital comunitario, pero el niño ya no presentaba signos vitales.

En la autopsia descubrieron que el cuerpo de Karol estaba lleno de moretones, así como cicatrices por quemaduras con cigarrillo y por golpes con objetos de gran tamaño.

Vecinos informaron que Margarita y su pareja golpeaban al pequeño con un cinturón, y en otras ocasiones con un martillo, una silla y hasta con un látigo, además lo dejaban varios días sin comer.

Por órdenes de un juez, la madre de la víctima pasará mínimo cuatro meses en prisión preventiva por el delito de homicidio, en tanto su pareja, identificada como ‘Esmeralda‘, sigue prófuga, informó Noticieros Televisa.

El hecho fue condenado por la comunidad LGBTI (Lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual).

Entre miembros de la comunidad como Círculo Diverso de México, se lamentó el fallecimiento del menor además de señalar el temor que este tipo de actos puede desatar en la población al generar una ola de prejuicios por el hecho.