Patrocinadores

El dos de marzo de 2006, Diego Santoy Riveroll asesinó a dos menores de edad, hermanos de su exnovia Erika Peña Coss en Monterrey

Redacción Digital El Heraldo de México.

Diego Santoy Riveroll, alías el asesino de cumbres, podría alcanzar la libertad este 2020 después de ganar un amparo que anula la condena de 138 años que recibió por el asesinato de dos niños.

El triunfo de Riveroll provocó que los magistrados ordenaran a un juez local dictar una nueva sentencia porque no consta en el juicio que durante lo careos estuvo presente la defensa de Santoy.

La resolución de un Tribunal Colegiado en Materia Penal no libera a Santoy, de 34 años, pero ordena repetir este mes siete careos con él. Entre los careos están los de su exnovia y hermana de las víctimas, Érika, y la madre de los niños, la ex conductora de TV y astróloga Tere Coss.

El ataque

El dos de marzo de 2006, Diego Santoy Riveroll asesinó a dos menores de edad, hermanos de su exnovia Erika Peña Coss en Monterrey. Esto por venganza porque la joven había terminado con su relación.

De acuerdo con el informe policíaco, Santoy enloqueció cuando Erika Peña Coss decidió que ya no quería ser su novia. Fue así que en la madrugada de ese jueves acudió al domicilio de la joven.

Con un pasamontañas intentó pasar desapercibido, además utilizó guantes de látex para que sus huellas no quedaran en la escena del crimen. El sujeto trepó por las paredes del inmueble hasta que logró ingresar a la residencia.

Ya adentro, se escabulló hasta la habitación de Erika para convencerla de que no lo abandonara; sin embargo, la joven se negó y por eso asesinó a su hermana de 3 años, María Fernanda Peña Coss y su hermano, Erick Azur de siete.

Después, intentó degollar a su expareja y secuestró a la empleada doméstica, tras unos kilómetros la abandonó en una calle transitada y le dio dinero para que pudiera regresar al hogar de los Peña Coss.

PUBLICIDAD