El exfiscal de Veracruz enfrentará en libertad el proceso por desaparición forzada en su modalidad de entorpecer investigaciones

Heraldo de México

Un Tribunal Colegiado ordenó retirar el arresto domiciliario a Luis Ángel Bravo, quien fuera Fiscal General del Estado de Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

El exfuncionario veracruzano enfrentará en libertad el proceso por el delito de desaparición forzada, determinó un juez de control tras la sentencia del tribunal.

Aunque estará en libertad, Luis Ángel Bravo deberá acudir cada semana a los juzgados a firmar, además de que no tendrá permitido salir de Xalapa, en tanto se resuelva su situación jurídica.

Al salir de los juzgados de Pacho Viejo, Veracruz, el exfuncionario aseguró que buscará a quienes lo acusan e investigan y que no cederá hasta ser absuelto.