IMG 20220427 WA0062

Recomienda IMSS Veracruz Sur vigilancia del crecimiento y desarrollo de bebés

  • El primer mes de vida el niño debe ser vigilado a los 7 y 28 días después de su nacimiento

Cada niño o niña crece y aumenta de peso a su ritmo; sin embargo, es necesario vigilar que lo haga de forma continua y equilibrada acorde a su sexo y edad, por eso el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Veracruz sur exhorta a los padres de familia a llevarlo al Control de Niño Sano en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que corresponda.

El director de la UMF No. 67, doctor Miguel Ángel Jiménez Victoria, explicó que los niños y niñas nacen con un peso promedio de 3.200 y 3.300 kilogramos respectivamente, pero existen variaciones que van desde los 2.800 a 3.900 kilogramos, es normal que entre los primeros tres y cuatro días de vida pierdan un poco de peso, mismo que recuperarán en 12 o 15 días después de nacer.

img 20220427 wa00617268539599631909237

El primer mes de vida, detalló, la mayoría de los bebés suben 750 gramos de peso y crecen de tres a cuatro centímetros, resultando importante que sean llevados a la UMF que les corresponda para vigilar su crecimiento y desarrollo.

En el primer mes de vida el niño debe ser valorado a los siete y 28 días después de su nacimiento; los menores de un año deben acudir cada dos meses; de 1 a 4 años de edad cada 6 meses; y a partir de los 5 años de manera anual.

El director de la UMF No. 67 comentó que el Control del Niño Sano lo realiza el médico familiar y la enfermera especialista en Medicina Familiar quienes evalúan el estado de salud nutricional, el crecimiento y desarrollo psicomotor de menores de 5 años para identificar de manera temprana y oportuna las desviaciones en su estado de salud, antes de representar graves problemas que afecten a su calidad de vida.

La principal recomendación que realizan los médicos IMSS es alimentación exclusiva para los menores de 6 meses con leche materna, y a partir de los 7 meses y hasta los 2 años debe ser complementaria, es decir ya deben incluirse otros alimentos como frutas y verduras en la dieta del niño.

Una vez valorado el infante recibe recomendaciones por parte del médico familiar a fin de que continúe su crecimiento sano, basado en una adecuada alimentación mediante una dieta balanceada y variada, y en la realización de ejercicio, acorde a su edad.

error: Protección contra copia