PUBLICIDAD

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que durante su gobierno los delitos de feminicidio, extorsión y robo en transporte público se han incrementado.

Rolando Ramos/ El Económista

PUBLICIDAD

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que durante su gobierno los delitos de feminicidio, extorsión y robo en transporte público se han incrementado.

“En suma, de 11 delitos considerados como de mayor impacto, sólo tres han presentado aumentos: el feminicidio, que creció en 13% y que posiblemente, reitero, antes no se clasificaba como ahora; la extorsión, que aumentó en 28%; y el robo en transporte público individual, que creció 12 por ciento”, dijo.

No obstante, no precisó cuáles son los periodos en comparación. Si se toman los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) se observa que efectivamente los tres delitos mencionados aumentaron en el tercer año de su administración, aunque en porcentajes diferentes.

Si se comparan registrados de dichos ilícitos de los primeros siete meses del 2020 con el mismo periodo de este 2021, que son los datos más actualizados, el número de víctimas de feminicidio aumentaron 2.4%; de extorsión 7.5% y las investigaciones por robo en transporte 34.3 por ciento.   

Al ofrecer un mensaje desde Palacio Nacional, previo a la presentación por escrito ante el Congreso de la Unión de su Tercer Informe de Gobierno, solo frente a los integrantes de su gabinete legal y ampliado, su esposa Beatriz Gutiérrez y Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, por restricciones sanitarias debido a la pandemia de coronavirus, el mandatario mexicano aseguró que otros delitos como el robo de combustible ha bajado.

“En el tiempo que llevamos en el gobierno se redujo el robo de combustibles, el llamado huachicol, en 95%; los homicidios, en 0.5%; el robo de vehículos, en 28%; el secuestro, en 18%, y así en casi todos los delitos del fuero común y federal”, sostuvo.

Afirmó que el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) acredita que la tendencia ascendente registrada en la comisión del delito de homicidio se detuvo en 2020 y 2019 “e inclusive se ha logrado una pequeña disminución”.

De acuerdo con el informe del pasado 27 de julio, referido por López Obrador, el año pasado se registraron en México 36,579 homicidios; 36,661 en el 2019, y en el 2018, un total de 36,685.

Las cifras del 2020, precisa el citado reporte, son “preliminares, con corte al 15 de julio del 2021, debido a que aún no concluyen los procesos de generación de la estadística de defunciones registradas”.

A través del comunicado de prensa respectivo, el Inegi informó que “las estadísticas revelan que en el 2020 se registraron 36,579 homicidios en México. Es decir, una razón de 29 homicidios por cada 100,000 habitantes a nivel nacional, tasa que es igual a la registrada en el 2019”.

Durante el 2018, dicha tasa también se ubicó en 29, y en el 2017 en 26.

Desestima infracciones a derechos

Por otra parte, el presidente López Obrador afirmó que en su gobierno no hay violación de derechos humanos, censura ni represión.

“Ahora se respeta la Constitución, hay legalidad y democracia, se garantizan las libertades y el derecho a disentir; hay transparencia plena y derecho a la información. No se censura a nadie, no se violan los derechos humanos, el gobierno no reprime al pueblo y no se organizan fraudes electorales desde el poder federal”.

El mandatario aseguró que “se permitió la entrada a organismos internacionales para vigilar el cumplimiento de los derechos humanos en nuestro país (…) no se han violado derechos humanos de migrantes.

“El caso excepcional de hace unos días en que dos funcionarios de Migración patearon a un ciudadano haitiano, ese mismo día se atendió, fueron dados de baja los dos funcionarios y están a disposición del Órgano Interno de Control. No va a haber represión en nuestro gobierno, eso debe de quedar de manifiesto”, dijo.

Al hacer un análisis sobre el informe presidencial en materia de derechos humanos, Amnistía Internacional México (AI) llamó al presidente de la República a “reconocer la crisis de derechos humanos por la que atraviesa el país”.

El organismo exigió al gobierno federal garantizar el derecho a una vida libre de violencia a mujeres, niñas y adolescentes; reconocer y eliminar la discriminación contra personas migrantes en el país; atender la grave situación de personas desaparecidas en México y reconocer la labor de las familias y organizaciones de la sociedad civil en la labor de búsqueda, y que la Fiscalía General de la República dé con las personas responsables de los casos de espionaje que se tienen documentados.

Entre los temas pendientes en la materia, que AI considera deben atenderse, destaca el problema del feminicidio y hacer efectivo el programa nacional de búsqueda y localización de personas desaparecidas, incluso antes de la visita del Comité contra la Desaparición Forzada de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Los avances del gobierno mexicano en materia de vacunación contra Covid-19 y la aceptación por parte de las autoridades de la primera visita a México del referido comité fueron reconocidos por el organismo.

PUBLICIDAD