PUBLICIDAD

Habitantes del municipio de Villa Aldama, por segundo día consecutivo bloquearon la carretera federal Xalapa-Perote, a la altura de la congregación Cruz Blanca, en protesta por el incumplimiento de la alcaldesa Gisela Ramón Contreras, de los acuerdos firmados para la rehabilitación del tramo Cruz Blanca- Benito Juárez.

Y es que el pasado 4 de enero, los habitantes que se beneficiarían con esta obra, se manifestaron y denunciaron la mala calidad de los materiales con la cuales se ejecutó la obra, realizando un bloqueo de la carretera federal mencionada, la cual fue abierta, luego de establecerse este compromiso.

PUBLICIDAD

Sin embargo, a una semana de este nada se ha hecho por rehabilitar el tramo que comprende 1.8 kilómetros en su totalidad, de la cual en el tramo 0 +660 al 0 + 920, que es el que se encuentra totalmente deteriorado, por lo que el día de ayer lunes pasado, de nueva cuenta bloquearon está vía de comunicación,
Se informó que grupos antimotines, elementos de la Fuerza Civil y Guardia Nacional llegaron al lugar del bloqueo por la tarde noche del lunes y alrededor de las 22:00 horas, cuando los manifestantes cuando se retiraban del lugar fueron agredidos, en dónde una persona no identificada resultó con herida de bala, ya que, a decir de ellos, al parecer se accionaron unas armas y se escucharon algunas detonaciones.

De acuerdo a la versión de los inconformes, hubo seis vehículos dañados culpando a los elementos policiacos de estos actos vandálicos, situación a e inconformo más a los manifestantes que de nueva cuenta este martes volvieron a bloquear esta importante vía de comunicación.

Y es que los inconformes protestan por la mala calidad de la obra de pavimentación del tramo de Cruz Blanca a Benito Juárez de ese municipio, ya que son cientos de personas las que se ven afectadas por este trabajo que, a meses de haberse realizado, ya presenta daños.

Su exigencia, aseguran, es que la compañía encargada de la obra responda y acusaron que la propia alcaldesa, Gisele Ramón, está solapando a la misma, pero su molestia es más grave, porque incumplió con los acuerdos firmados hace ocho días.
Al lugar del bloqueo, acudieron representante del gobierno municipal, pero los quejosos dijeron que solo querían que la presidente, a quién urgieron les diera la cara, ya que hasta este día no han dado respuesta a sus demandas de que dicha obra sea saneada.

Finalmente, los inconformes advirtieron que no se retirarán hasta que la alcaldesa o algún representante del gobierno estatal se comprometan a resolver este problemas y exijan a la empresa la reparación de los desperfectos que se tienen en dicha carreteras.

PUBLICIDAD