PUBLICIDAD

Xalapa, Ver.- A cuatro días de haberse iniciado el ciclo escolar 2021-2022, se empiezan a dar contagios de COVID-19 entre el personal docente de las escuelas, tal es el caso de la Escuela Secundaria General Número 3 Antolín Torres Mendieta de la colonia Zapata de esta ciudad de Xalapa, en dónde una maestra del turno vespertino resultó positiva y por este motivo fueron suspendidas las clases.

Fuentes sindicales de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) confirmaron este hecho, señalando que la docente, que por razones obvias no se identifica, el pasado martes al realizarse los exámenes clínicos correspondientes, al sentirse un poco mal de su salud, resultó positivo al SARS CoV-2.

PUBLICIDAD

Esta situación, se informó, se le comentó a los padres de familia para que tomaran una decisión de enviar o no a sus hijos a clases, si éstos decidían enviarlos serían atendidos, sin embargo, la mayoría de ellos no los dejaron acudir a la escuela, se informó que algunos padres llegaron al plantel a recoger a sus hijos, indicando que llegando a sus respectivas casas, tomarían las medidas sanitarias y evitar con ello el contagio entre los demás integrantes de las familias.

Y esa que en las redes sociales, se informó que por el contagio de una docente, se habrían suspendido las actividades escolares en esta escuela, simplemente los padres decidieron no enviar a sus hijos a clases, además, se indicó que la medida tomada en nada afecta el desarrollo de los programas y planes de estudio, pues todos los jueves ya se tiene programado, en la mayoría de los planteles escolares, llevar las clases a distancia, el cual fue determinado por los consejos técnico escolares de las escuelas desde antes de iniciarse el periodo lectivo.

Sin embargo, entre el magisterio veracruzano hay preocupación porque los contagios se empiezan a resentir en varias escuelas oficiales, como es el caso de las escuelas secundarias generales de los municipios de Actopan y Naolinco, al resultar positivo docentes, que ahora se encuentran resguardados en sus domicilios.


Oficialmente, las autoridades del ramo no han dado a conocer nada sobre el particular, por lo que la Sección 32 del SNTE analiza las acciones a seguir para garantizar la integridad física de sus agremiados, sobre todo porque la pandemia del COVID-19 no está considerado como enfermedad de trabajo.

PUBLICIDAD