PUBLICIDAD

El Universal / Diario de Yucatán

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Tuzos del Pachuca disputan la semifinal del Guardianes 2021, empatando sin goles en el juego de ida ante Cruz Azul en un Estadio Hidalgo, cuyo sobrecupo le valió un veto y una multa económica.

PUBLICIDAD

Así lo anunció la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol, que ya había anunciado una investigación, tras la difusión de varias imágenes que mostraban el evidente sobrecupo del Estadio en el primer encuentro.

Captura de pantalla del comunicado emitido por la Comisión Disciplinaria. Foto vía Twitter

La capacidad aprobada para este duelo era del 40 por ciento y el estadio Hidalgo lucía repleto. A través de un comunicado de prensa, los Tuzos informaron un «autoveto» en el estadio Hidalgo, ya sea en caso de llegar a la final durante el actual certamen o el próximo torneo si son eliminados por la Máquina este fin de semana.

«Lo que menos puedo pensar es que la Liga salga a vetar un estadio cuando hemos tenido un año difícil, necesitamos solidaridad», mencionó el directivo de Pachuca, Armando Martínez, para W Deportes, cambiando claramente la postura del equipo hidalguense tras la presión de la opinión pública.

Pachuca, frente a una multa por parte del gobierno

Diversos órganos de salud emitieron sendas declaraciones en las que consideraron que con esta acción se enviaba un «mensaje desafortunado».

Así lo dijo el doctor Alejandro Efraín Benítez Herrera, secretario de salud de Hidalgo, quien aseguró que al reunirse con la directiva de los Tuzos le hizo ver «la grave falta y el mensaje desafortunado» que mandó a la sociedad.

«Fue un momento desafortunado. Ayer durante el juego, la Comisión Estatal para la Prevención de Riesgos sanitarios del Estado de Hidalgo [Copriseh] hizo una inspección de todo el inmueble, se hizo un arqueo de los boletos vendidos y fueron más de 12 mil, sin contar los palcos y las cortesías. Fue cercano al 60 por ciento del aforo. No se puede soslayar esto. No vamos a permitir este tipo de acciones, sea quien sea».

La multa por parte del gobierno de Pachuca fue de 504 mil 810 pesos (44 mil 810 pesos por rebasar el aforo y 460 mil pesos por no acatar las disposiciones de bioseguridad) y todavía se espera el castigo que imponga la Comisión Disciplinaria de la Femexfut, que ya le había dado un aviso de veto por la invasión de cancha en el duelo de cuartos ante el América.

PUBLICIDAD