PUBLICIDAD
  • Piden garantías ante lo que consideran una ilegalidad.
  • Se resguardan en Palacio Municipal.

-Tras dialogo policías entregan armas y se van a su casa

Orizaba, Ver.- El Palacio Municipal de Orizaba, se convertió en un Búnker, totalmente rodeado por elementos de Guardia Nacional, Policia Estatal, Fuerza Civil y Sedena, también familiares de policías mantuvieron una barda humana para impedir que se lleven a 58 policías municipales que permanecen en el interior.

PUBLICIDAD

Al lugar arribó Igor Roji quien sostuvo un dialogo con policías el cual ya se prolongó por mas de una hora.

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública, argumentó que se los llevaran para un examen de control y confianza, pero el secretario del ayuntamiento les pidió que se hagan en Orizaba, pues existen las instalaciones.

A las 17: 26 horas se logró un acuerdo, los policías entregaron armas a Sedena y posterior a esto se fueron a sus casas, si hay un procedimiento posterior serán llamados.

No se sabe si al asumir la seguridad Policia Estatal la muncipal desaparece.

PUBLICIDAD