PUBLICIDAD

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos pidieron a ciudadanos que “dejen de besar” y sostener contacto cercano con aves de corral, tras registrarse rebrote de salmonelosis, que genera trastornos intestinales a causa de la bacteria salmonella.

PUBLICIDAD

A través de un comunicado de prensa difundido en las redes sociales, los CDC de Estados Unidos solicitaron “no besar ni abrazar a las aves de corral domésticas, y ni comer o beber cerca de ellas”, pues son la fuente que ha estado propagando la salmonelosis en distintos estados del país.

“Las aves de corral de traspatio, como pollo y patos, pueden portar salmonella, incluso si se ven sanas y limpias. La salmonella se propaga fácilmente en áreas donde viven. Puedes enfermarte al tocarlas o al tocar cualquier cosa en su entorno. Si no te aseas, es probable que padezcas salmonelosis.

Salmonelosis en Estados Unidos

  • Una investigación arrojó que el contacto con aves sería la razón de contagios
  • Se hizo un llamado para que los niños no jueguen con las aves de corral

Según los CDC, un aumento en el número de casos de salmonelosis en Estados Unidos está relacionado con el acercamiento a aves: se registraron 163 casos desde mediados de febrero, y 34 han ameritado hospitalización. La enfermedad puede ocasionar diarrea, fiebre y vómitos en las personas.

Como recomendaciones:

  • No beses o acurruques a las aves, ni comas ni bebas cerca de ellas
  • Lava tus manos con agua y jabón tras tocar a las aves, sus huevos o su espacio
  • Mantén a las aves y los suministros para sus cuidados afuera de casa

Los CDC de Estados Unidos aconsejaron, para disminuir contagios de salmonelosis, supervisar a niños que estén cerca de aves, “y asegúrate de que se laven las manos”. No permitir que los menores de 5 años toquen pollitos, patitos u otras aves, porque tienen más probabilidades de enfermarse.

“Recolecta huevos con frecuencia porque en el nido pueden ensuciarse. Desecha los rotos. Los gérmenes de la cáscara pueden entrar más fácilmente en el huevo a través de una cáscara agrietada. Frota la suciedad de los huevos con papel. No los laves, porque el agua introduce más los gérmenes”.

PUBLICIDAD