**Su cuerpo fue encontrado junto con otros dos estudiantes de origen Colombiano y un conductor de UBER, en Santa Ana Xalmimilulco.

Huejotzingo, Pue.- Un joven que realizaba sus estudios en una Universidad del Estado de Puebla, fue asesinado y tirado en unos campos de cultivos del municipio de Huejotzingo, junto con dos estudiantes de origen Colombiano y un chófer del servicio UBER, luego de que supuestamente regresaron de las Fiestas del Carnaval de Veracruz.

El hallazgo se registró las primeras horas del lunes, cuando vecinos de la localidad Santa Ana Xalmimilulco reportaron que cuatro personas se encontraban tiradas e inconscientes a la altura de unos campos de cultivos, cerca de la autopista Puebla-Córdoba.

Elementos de la Policía Estatal y Municipal acudieron a dicho lugar donde encontraron los cuerpos de tres hombres y una mujer, que presentaban huellas de tortura e impactos de proyectil de arma de fuego, por lo que instalaron un cerco para presevar la escena del crimen y dieron parte a la autoridad competente.

Personal de la Fiscalía General del Estado y Servicios Periciales llevaron a cabo la recolección de indicios, ordenaron trasladar los cuerpos al Anfiteatro e iniciaron la carpeta de investigación correspondiente.

Se informó que los cuerpos fueron identificados como Francisco Javier T., originario de Veracruz pero alumno de medicina matriculado en la BUAP. Ximena Q., de 25 años y José Antonio P. de 22, ambos alumnos de la Fundación Universitaria Unisanitas con sede en Bogotá, Colombia, pero de intercambio académico en UPAEP, como médicos internos de pregrado.

La cuarta víctima respondía al nombre de José Manuel V; conductor de la plataforma Uber, el cual se presume era encargado de trasladar a los jóvenes desde Huejotzingo hacía la ciudad de Puebla, luego de que habían acudido al Carnaval de Veracruz durante el fin de semana.

A través de comunicados los planteles educativos mostraron su indignación ante el cobarde crimen y de la inseguridad que se vive en el estado de Puebla, condenaron con firmeza el acto atroz en la que perdieron la vida cuatro personas y exigen a las autoridades federales y estatales la aplicación de la ley