PUBLICIDAD

El organismo descalificó las elecciones en las que el mandatario centroamericano ganó un quinto mandato.

EFE / EL FINANCIERO

PUBLICIDAD

El Gobierno de Nicaragua anunció este viernes su salida de la Organización de Estados Americanos (OEA), esto después de que el grupo descalificó las elecciones del 7 de noviembre en las que se impuso el presidente Daniel Ortega para un quinto mandato.

”Estamos renunciando y desvinculándonos de la Organización de Estados Americanos, dando por terminado el vínculo del Estado nicaragüense y la OEA”, señaló el ministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, en una comparecencia de prensa desde la sede de la Cancillería, en Managua.

Moncada dijo que con instrucción del presidente Ortega envió este viernes una comunicación al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la que denuncian la Carta de ese organismo continental, con la que, ratificó, “nos estamos desligando de la OEA”.

Managua le da un ‘llegue’ a EU y denuncia su intervencionismo

En el documento, Managua acusó a la OEA de incumplir, desconocer irresponsablemente y trasgredir su propia Carta sobre el respeto a la igualdad soberana de los Estados; la no injerencia en los asuntos internos, y la no imposición de medidas unilaterales, ilegales y coercitivas.

”La OEA ha sido diseñada como un foro político diplomático que nació por influencia de Estados Unidos como instrumento de injerencia e intervención, y su actuar contra Nicaragua ha demostrado que esta organización que funciona permanentemente en Washington, tiene como misión facilitar la hegemonía de EU con su intervencionismo sobre los países de América Latina y el Caribe”, según el texto de denuncia.

Recordó que su país ha expresado reiteradamente su condena y rechazo a la “actuación injerencista” de la OEA y que Nicaragua “no nos reconocemos como colonia de ninguna potencia, y reivindicamos la dignidad y el decoro nacional, en legítima defensa de nuestra independencia, soberanía y autodeterminación”.

“El pueblo y Gobierno digno de Nicaragua renuncia a formar parte de esta organización cautiva en Washington, instrumentalizada en favor de intereses norteamericanos, convirtiéndose en constructora de injerencia y desacuerdos en perjuicio de los pueblos de América Latina y el Caribe”, agregó.

PUBLICIDAD