PUBLICIDAD

UNO TV

México tiene su propia raza de burro, el burro mixteco, gracias al trabajo de más de 40 mexicanos emprendedores que buscan influir de manera positiva en la crianza y tratamiento de esta especie.

PUBLICIDAD

“Qué todo mundo sepa que México ya tiene una raza propia de burro, un fenotipo específico, una raza asnal mexicana después de cumplir con todos los protocolos”, dijo a Unotv.com, el ingeniero David Alonso, presidente de Asociación Mexicana de Burros y Mulas, A.C y quien también forma parte del equipo detrás de este logro genético.

  • Los burros o asnos forman parte de la familia de los équidos, donde también se ubican los caballos y las cebras.

Las principales características del burro mexicano son:

  • Bonita cabeza
  • Buena implantación de cabeza en cuello y de cuello en tronco
  • Lomo ondulado, apto para la silla
  • Grupa redonda
  • Extremidades finas para mayor agilidad y movimiento fino

El burro mixteco es una nueva raza que se suma a las más de 60 ya existentes dentro de la especie de los asnos. La intención de crear esta variante es tener ejemplares con las características del burro criollo pero de talla mayor.

“La idea es ya no tener ese burro que es muy chiquito, porque mide sólo 1.20 metros, pero es muy vivaz, muy alegre y muy sensible, y crear una raza adecuada a las necesidades mexicanas”.

¿Cómo desarrollaron la nueva raza de burros mexicanos?

A partir de identificar las necesidades requeridas en México, un equipo de criadores, en conjunto con expertos de la Universidad de Chihuahua, definieron una serie de características fenotípicas para desarrollar “una nueva raza de burro que fuera estético, con aptitudes en la rienda y que no fuera tan chiquito como el burro criollo pero tampoco tan grande como el burro mamut”, criado en los Estados Unidos.

“El burro criollo generalmente es un burro bonito, chiquito, armónico. Mientras que el burro mamut es grandote, tosco, cabezón. Nosotros buscamos que el burro mixteco fuera un burro armónico”, explica Alonso, quien señala que fue necesario realizar y presentar todos los protocolos necesarios ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

Tres años después de iniciar los trabajos de desarrollo de esta nueva raza de burro, fue posible obtener el registro del primer burro mexicano, que fue llamado “Zenturión”.

Para obtener dicho registro, un comité de cinco técnicos reconocidos por la Asociación Mexicana de Burros y Mulas, evalúa si los ejemplares cumplen con los estándares requeridos para la nueva raza de burros.

Hay tres categorías en las que los burros pueden ser registrados:

  1. Burro fundación: para los ejemplares que cumplen los estándares
  2. Grados de pureza: para burros mixtecos que no cumplen al 100% los requerimientos.
  3. Pureza de raza: ejemplares descendientes de dos burros mixtecos puros

Hasta el momento existen cerca de 30 animales verificados a la espera sólo del documento formal que acredite su registro, ya que debido a la pandemia los eventos de exhibición de ejemplares tuvieron que ser cancelados, por lo que el ingeniero espera que este 2021 sea un buen año para dar a conocer el burro mexicano.

Alonso explica que actualmente los burros ya no son usados con fines zootécnicos, para la carga o el campo, sino como animales de placer, para distintas actividades como cabalgatas, para lazar e incluso para el deporte de la charrería.

“También hemos ido tratando de cambiar los métodos de manejo porque generalmente se maltrataba a estos animales por no entenderlos, la gente los golpeaba. A veces el burro se bloquea y no quiere caminar, pero no entendemos que es porque tiene miedo”

Ahora los encargados de desarrollar la nueva raza de burro mexicano buscarán tener mulas mixtecas, que serían resultado de la cruza de un burro mixteco con una yegua cuarto de milla.

PUBLICIDAD