PUBLICIDAD

El contingente, integrado por damnificados del huracán Grace, aseguraron que no han recibido los apoyos para la reconstrucción de sus viviendas

Infobae

PUBLICIDAD

Este domingo, un grupo de manifestantes irrumpió la conferencia donde el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), rendía cuentas respecto al plan de apoyo a personas afectadas por el huracán Graceen Huauchinango, Puebla.

El contigente se conformaba de damnificados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz quienes aseguraron aún no haber recibido los apoyos por el Gobierno Federal, es así que el conjunto siguió la ruta del mandatario desde su llegada al municipio hasta su conferencia.

Finalmente, el contingente se aglomeró a las afueras del auditorio en donde se llevó a cabo el evento, donde también participó Miguel Barbosa, Gobernador del estado, Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Rosa Icela Rodríguez, titular de la secretaría de Seguridad y Protección Civil (SSPC).

Sin embargo, fue hasta la intervención del mandatario que los gritos, las consignas y las demandas se intensificaron, a tal grado que el tabasqueño se veía obligado a pausar su participación.

De esa manera, entre empujones y jaloneos, los protestantes lograron superar el cerco de seguridad, ingresar al recinto y – algunos de ellos – acercarse a López Obrador.

Ante la irrupción, López Obrador les pidió guardar silencio para continuar con el encuentro. (Video: Gobierno de México)

Ante la entrada del contingente, Andrés Manuel se dirigió ferviertemente a los manifestantes exhortándoles a que le permitieran continuar con su participación.

“¿Nos van a dejar hablar? ¿Me van a escuchar? ¿Van a guardar silencio? ¿Me van a dejar hablar? ¿Me van a respetar? ¡Guarden silencio!”.

Luego de tranquilizar a las y los protestantes, el Jefe del Ejecutivo aseguró que la Sedena continuará las entregas directas de apoyos para la reconstrucción de viviendas y cultivos, así como de enseres domésticos.

Se está ayudando a la gente como nunca se había ayudado (….) Vamos a seguir entregando los apoyos para los que fueron afectados para que mejoren su vivienda; para la producción porque perdieron cosechas y también se van a entregar enseres, es decir, camas, estufas y refrigeradores (…) Todo se va a entregar de manera directa, sin intermediarios. (…) Lo va a entregar la Secretaría de la Defensa”, proclamó.

Agregó que se dará seguimiento a la implementación de los programas de bienestar, tales (apoyo a adultos mayores, niñas y niños con discapacidad, “Sembrando Vida”, etc.), así como el término de la vacunación contra el COVID-19.

Datos de Protección Civil estimaron que el fenómeno natural afectó a 258 mil 552 personas en 64 mil 513 viviendas de tres entidades (Foto: Cuartoscuro)Datos de Protección Civil estimaron que el fenómeno natural afectó a 258 mil 552 personas en 64 mil 513 viviendas de tres entidades (Foto: Cuartoscuro)

Cabe mencionar que, furante su visita a Huayacocotla, Veracruz, López Obrador aceptó que aún quedan pendientes por la atención de afectaciones tras el paso del huracán Grace en agosto pasado.

Por ello, pidió que fueran atendidos los reclamos por aquellos que aún no habían sido beneficiados con algún apoyo en el proceso de recuperación. Sin embargo, justificó que su política de ayuda en desastres es innovadora porque busca atención directa con los damnificados mediante un censo en cada vivienda.

“Hay desde luego, alguna inconformidad, hay que atender a todos. Hay quienes dicen: ‘no fui censado, no me tomaron en cuenta’, hay que atenderlos”, solicitó a dependencias como la Secretaría del Bienestar.

El mandatario confió en que los censos realizados permiten un panorama claro de los daños, así como la cantidad de familias que deben ser atendidas. De tal modo que si las personas no son consideradas damnificadas, no pueden ser inscritas en la lista de beneficiarios y por ello apeló a la honestidad en la entrevista con los Servidores de la Nación.

PUBLICIDAD