+ Diana N vivía aterrorizada por los abusos de su novio, Luis Jiménez, quien la quería para fornicar contra su voluntad

Agencias

Una mujer que se dedica al campo en el norte del estado, fue detenida por la policía acusada de haber dado muerte a un hombre en septiembre pasado, la labriega afirmó que lo mató por defenderse su integridad, pues el sujeto quería violarla.

Diana N, de 29 años, oriunda de Tihuatlán, fue detenida por la Policía Ministerial de Tuxpan, que con su captura resolvió el homicidio de Luis Jiménez García, y la consignó ante el Juez de Procedimientos Orales de Tuxpan.

Ella sería responsable de haber matado a machetazos Jiménez García, de 69 años, el pasado nueve de septiembre, cerca de la localidad de Morgadal.

El cadáver de Jiménez García fue localizado en esa zona, en un rancho donde el hombre estaba cuidando, con diversas heridas de arma cortante contundente en cabeza y cuello.

En sus primeras declaraciones, la dama reconoce haber cometido el ilícito, pero afirmó que fue en defensa propia pues el agresor, la quería obligar a tener relaciones sexuales, y no era la primera vez.

En esa ocasión, ella caminaba a un pozo de agua cerca de su pueblo para bañarse, en el camino se encontró al agresor, a quien conocía desde hace un año, y sostenía una relación sentimental con él.

El sujeto, que iba alcoholizado y armado de un machete, la tomó  por la fuerza y la obligó a seguirlo al rancho donde estaba cuidando unos potreros.

Ahí la quería llevar para tener relaciones sexuales, pese a que ella le había dicho que no quería.

Como no era la primera vez, y ella estaba cansada de sus abusos y malos tratos, aprovechó un descuido para empujarlo, le quitó el machete y lo atacó en cuello y cabeza.

Al ver que no había nadie cerca, ella se escapó de la escena del delito. El juez que tiene su caso ayer le decretó vinculación a proceso y un año de prisión preventiva, por lo que fue enviada al penal de Poza Rica.