*Todos tienen culpa, FMF, Fidel Kuri y jugadores

*Una sola víctima: la afición

Por Noé Flores Cortés

Un verdadero show se vivió en el estadio “Pirata Fuente” el viernes por la noche, donde hay muchos culpables y sólo una víctima y esa es la afición, la cual fue timada, engañada y la verdad no merece la tiburomanía, lo que le hacen.

Con la gandallez del Tigres se diluyó o cuando menos eso pretendieron hacer, el problema central del porque el Veracruz paró uno o tres minutos y el problema persiste y no parece tener solución, pues todos están involucrados y todos son culpables.

Primero iremos al fondo; la situación del Veracruz es grave y puede desembocar en algo mucho más difícil, pues todos son culpables y están inmiscuidos en la problemática que ya quedó al descubierto, así que si no actúan con inteligencia, se puede desatar algo más grave, (bueno no tanto como en Sinaloa).

Con lo sucedido durante la semana quedó al descubierto que existen dobles contratos en el futbol mexicano y el Tiburón no es el único equipo que tiene esta “irregularidad”, por lo que si estalla la bronca, podrá haber algo grave.

Los jugadores no reciben pago desde hace meses, han buscado acuerdos con Fidel Kuri y éste al final del día no les cumple, por lo que la situación se agrava; Salcido fue contundente al señalar que el primer equipo es el menos afectado, pero quienes de verdad sufren en serio la situación que se vive en el seno del equipo, son las fuerzas básicas y la rama femenil, pues las chavas no tienen donde cambiarse, carecen de servicio médico y hasta de agua para bañarse… Qué pena.

No acuden a controversias en la Federación Mexicana pues tienen dos contratos, uno firmado por una cantidad mínima de sueldo (algunos dicen que es el 10 por ciento) y el otro verbal con el dueño del equipo, quien no les ha pagado.

Si los jugadores del Veracruz elevan su protesta a la FMF, les pagarán de la fianza que cada equipo tiene, pero solo lo que su contrato dice, ni un peso más, muy a pesar de que los directivos saben bien del tema, conocen a la perfección de los dobles contratos y más.

Así que mejor aguanto a que Fidel Kuri, me pague el total del adeudo, el contrato signado y registrado ante la FMF y el verbal, el cual ya todos saben que existe pese a ser ilegales, así que una vez destapada la cloaca, no hay marcha atrás… Se verán cosas peores.

TIGRES GANDALLA

Pasando a lo sucedido la noche del viernes en el Pirata Fuente donde los más de 7 mil aficionados sufrieron un descalabro, fueron objetos de una burla y hasta de un fraude, pues ellos pagaron su boleto para ver un juego de fútbol competitivo y no lo que sucedió, más allá de que el Tiburón sigue sin ganar y suma 39 040 juegos.

Los jugadores del Tigres son unos gandallas, pues si ya habían quedado en un pacto de Caballeros que eran tres minutos, porque jugar el balón antes; porque si veo que mi compañero de profesión, que está luchando y lo hace protestando para que le paguen no hace por el balón y permanece parado, le hago gol. Ni que Tigres esté jugando por el no descenso.

Ahora bien, el Tiburón, un ingenuo, (en mi tierra le dicen de otra manera); pues si veo que Tigres no es caballero, no respeta el “acuerdo” de tres minutos de paro y empieza a tocar el balón y me hace un gol, en ese momento, yo paro el partido, agarró el balón y no lo suelto hasta que me ponga de acuerdo en jugarlo.

Estaba fácil, si todos están conectados y en el mismo canal, la gente de la banca que estaba parada al filo de la cancha, debió METERSE AL CAMPO, en ese momento el partido se para y pueden pasar, no uno, ni tres minutos, sino hasta cinco, antes de reanudar… Por favor se pasaron de tontos, pues permitieron que les hicieran un segundo gol.
Tigres gandalla, Tiburones, ingenuo…

Volviendo al primer tema, nadie dice y subraya lo que dice Fidel Kuri, (conste que no lo defiendo, pues él saber defenderse solo y lo hace bien); pues si bien es cierto que le debe a los jugadores, también lo es, que la Federación Mexicana y hasta la FIFA lo OBLIGARON A PAGAR adeudos de otras empresas anteriores a él, concretamente la deuda de Rafael Herrerías y de Mohamed y ese boquete financiero, afectó las finanzas del equipo que ahora le debe a todos.

Si la Federación apoya a Fidel ante la FIFA y buscan que paguen los que quedaron a deber, otra cosas sería, pero lo cierto es que a Fidel no lo quieren en la Federación, pues es un inquilino incómodo y buscarán echarlo lo más pronto posible, pero saben que el orizabeño no se quedará callado, así que esta novela, ni es cuna, ni mucho menos de lobos, pero le faltan muchos capítulos más… Y por hoy se acabó.