PUBLICIDAD

*Histórico triunfo, viniendo de atrás

*HR de Oscar Espinoza marcó la diferencia

PUBLICIDAD

*La locura en el Deportivo Yanga; lleno totalmente

*6 carreras en la quinta y 7 en la séptima

*Arturo Herviz, felicitó a todo el equipo campeón

*No permitieron lanzamiento de primera bola

Por Noé Flores Cortés, fotos Tino Yerena y Noemí Álvarez

Síguenos en www.nuevosol.com.mx

Cañeros de Yanga, lo hizo, perdía 10-4 en la segunda entrada, pero jamás dejó de luchar y a base de entrega, de ganas y de amor a los colores del primer pueblo libre de América, lo hizo, le dio la vuelta a la pizarra para vencer a los Cañeros de R. Cabad en el quinto y decisivo juego del playoff final con pizarra de 19 carreras a 12 y se coronó campeón, ante la locura de los aficionados que llenaron el estadio hasta las lámparas.

Salvaje cuadrangular de Oscar Espinoza por todo el jardín central, al abrir la séptima entrada, rompió el empate a 12 carreras que se había decretado en la parte alta, para darle la ventaja a los Cañeros de Yanga 13-12, ya no perdieron, pues lograron un rally de 7 carreras en ese episodio para conseguir un triunfo histórico en la Liga Veracruzana que preside Fernando Meré.

El héroe de mil batallas Mauricio Duarte, que tantos triunfos le dio a Yanga, esta ocasión no salió en su mejor día, en una entrada y dos tercios, le hicieron 10 carreras, pero fue despedido con aplausos de los aficionados; tomó su lugar Eduardo “Cuate” Santos quien sólo estuvo en la loma dos tercios de entrada y salió por lesión, por lo que el panorama era gris, pero apareció el chamaco de 18 años (cumple 19 el 17 de mayo), originario de Yanga, Yahel Flores Martínez, quien tiró una verdadera joya de pitcheo de 6 entradas y dos tercios, donde sólo aceptó 2 carreras, 4 hits, ponchó a 2, regaló dos bases y consiguió el triunfo para ganarse el nombramiento del más valioso de la final.

Por el lado de Cabada, bicampeón defensor, abrió el de San Joaquín con rectas de más de 92 millas, Josué Juárez, a quien le dieron tremenda ventaja sus compañeros pero solo se mantuvo en la loma 4 entradas y un tercio, 7 hits, 5 ponches, 6 bases, un golpeado y 8 carreras; le siguieron Manuel Carranza, arriba de 90 millas, una entrada y 4 carreras, Alejandro Romero, 2 carreras, para cargar con la derrota; Erick Pardo 4 carreras y Luis Méndez, una carrera. A todos les pegaron los Cañeros de Yanga.

Cabada abrió la primera entrada con tres imparables ligados por Facundo, Yepez y Rodríguez, el cual produjo la de la quiniela, pero a Duarte se le vino el mundo encima en la segunda entrada, cuando los visitantes timbraron en 9 ocasiones donde batearon 13 hombres, conectaron siete imparables y Yanga cometió dos costosos errores, uno del jardinero izquierdo y otro del tercera base.

El juego parecía liquidado, pero la tropa de Ricardo Soriano, Andrés Guzmán, Jesús Espinoza y Felipe Gatica, no bajó los brazos y empezó a luchar, con todo y en la parte baja de la segunda hizo 4 carreras y dejó la casa llena; en total dejaron 12 hombres suspirando en las bases, a pesar de anotar al final 19 carreras.

Cabada hizo una más en la 4 entrada para poner los cartones 11-4, pero en la tribuna apareció el grito de Yanga, Yanga, Yanga y los chamacos se prendieron y lograron un rally importante de 6 carreras en la quinta entrada, donde batearon 10 hombres y explotaron a Josué Juárez, quien tras uno fuera, regaló tres bases por bolas y el doble de Cazarin trajo tres carreras y con hit de José Carlos Hernández anotó; Chepe fue dominado y Héctor Hernández recibió cuatro pelotas malas y en error del jardinero derecho cayeron las otras 2, para poner la pizarra 10-11.

En la sexta Cañeros de Yanga le dio la vuelta a la pizarra con 2 carreras con par de bases por bolas, sacrificio toque, hit de Cazarín para una y en bola ocupada a batazo de José Carlos llegó la otra carrera 12-11; pero Cabada empató la pizarra en la parte alta de la séptima con hit de Yepez y error del para corto, 12-12, pero no hubo más para los visitantes.

En la parte baja de la séptima, llegó la fiesta para Yanga, la inició Oscar Espinoza con salvaje cuadrangular que rompió el empate y mando al equipo adelante 13-12, la carrera de la diferencia, que significó el título para los del primer pueblo libre de América y para el bateador un premio en efectivo de la tribuna de más de 2 mil 500 pesos.

Siguieron imparables de Vázquez y Martínez, base por bolas a Santos, wilpitch para una, sencillo de Márquez y se llenó la casa, sacrificio al central de Cazarín para una y al derecho de Hernández, para otra; Chepe con sencillo produjo una más y apareció Héctor Hernández con otro tremendo cuadrangular por el central de dos carreras que pusieron cifras definitiva y le dieron el título a los Cañeros de Yanga, 19-12, ante la locura de los aficionados de toda la región, inclusive de Puebla, del puerto de Veracruz y un fanático de Tijuana que andaba por aquí y fue a apoyar a los locales.

En la novena entrada, Yahel Flores, terminó el juego con una doble matanza y se inició un verdadero carnaval en el terreno de juego. Yanga se coronó campeón, en un juego histórico en la Liga Veracruzana; abrazos, risas y hasta llanto de emoción se vivió. Felicidades campeones.

TIRILLA

CAÑEROS R. CABADA 190 100 100 12 14 4
CAÑEROS DE YANGA 040 062 70x 19 17 4

PUBLICIDAD