PUBLICIDAD

Córdoba, Ver. – Una persona en estado de ebriedad provocó pánico entre los vecinos de la reserva de Agustín Millán.

Según vecinos, el hombre de unos 50 años, ebrio comenzó a tirar piedras hacia las casas, donde lastimó a una persona.

PUBLICIDAD

De inmediato, llegó la Policía sin embargo, dijeron los vecinos, lejos de auxiliarlos comenzaron a realizar disparos hacia los techos de las casas, causando pánico.

«Los policías dispararon varias ocasiones sin medir el peligro, pusieron en riesgo la vida de nuestros hijos y familias», señalaron.

Tras varios minutos, el hombre que había causado la revuelta fue detenida tras caer de un techo, y gritó que la Policía lo quería matar.

PUBLICIDAD