El Mar de Cortés fue declarado Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad en 2005.

Animal Político 

El Mar de Cortés (islas del Golfo de California) son una de las regiones ecológicas de mayor biodiversidad en México y el mundo, tal es así que fue declarada Patrimonio Natural Mundial de la Humanidad en 2005.

Sin embargo, una falla en las válvulas de las tuberías de Grupo México, empresa de Germán Larrea, provocó una fuga de 3 mil litros de ácido sulfúrico en aguas del Mar de Cortés.

Aunque la empresa aseguró que se aplicaron de inmediato las medidas necesarias y la situación se controló rápidamente, esta área es muy importante, tanto que la zona es considerada por la comunidad científica internacional como “el laboratorio más grande del mundo”.

A sus costas arriba la ballena gris para reproducirse y más de 56 especies de aves marinas, 26 de ellas migratorias y seis casi endémicas, además de 154 especies de aves terrestres de 30 familias.

Otro grupo de coloridos animales que viven en el área son los Nudibraquios, pequeños moluscos, tóxicos para sus potenciales depredadores pero inofensivos para los humanos. La mayoría de ellos no crecen más de 2 pulgadas y su tamaño invita los turistas a bucear con una lámpara, una regla y una lupa en mano.

Otra muestra de su riqueza son sus reptiles: de las 864 especies descritas para México, 115 se desarrollan en aguas y costas del mar de Cortés, de las cuales 48 son endémicas.

En sus aguas habita el 39% de los mamíferos marinos conocidos en el mundo y un tercio de los cetáceos, además de peces emblemáticos como el tiburón ballena, el más grande del mundo, y la totoaba, depredada por su alto valor comercial.

Foto: nationalgeographic

La mariposa limón o mariposa barbero es una de las especies que habitan en este mar.

Los archipiélagos de Ángel de La Guarda y de Bahía de los Ángeles, así como la zona costera frente a los canales de Ballenas y Salsipuedes, que forman parte del Mar de Cortés son áreas de apostadero, previo a la reproducción, para miles de gallitos, gaviotas, pelícanos, cormoranes, garzas y pájaros bobos, entre otros.

Además constituye una zona de refugio importante para un gran número de aves playeras, marinas y de presa durante su periodo de reproducción o en sus rutas de migración.

La morena castaña es otra especie que habita en el Mar de Cortés.Vive en las rocas, y construcciones viejas, cuevas, hoyos y resguardos oscuros durante el día. Constantemente abren y cierran la boca para respirar, en ocasiones se ocultan bajo la arena.

El Tigre, o pargo pitero, se encuentran en la zona y vive en aguas someras y profundas en arrecifes rocosos siendo camuflageados por las rocas.

Tres de las 13 colonias reconocidas de lobo marino de California (Zalophus californianus californianus) se encuentran dentro de la Reserva de la Biosfera de Bahía de Los Ángeles, en las costas de las Islas de Ángel de la Guarda y Granito.

Ahí habitan pelícanos, lobos marinos, delfines y muchos peces. Enfrente están Los Almagres, islas con mucha vida silvestre.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sus islas y costas se recrean con el follaje de casi 700 especies de plantas vasculares, como los cactus columnares más altos del mundo –más de 25 m de altura— y las biznagas, así como la medicinal Larrea tridantata. Más especies que cualquier otra región insular y marina incluida en la Lista del Patrimonio Mundial.

Sus zonas de conservación son hogar de especies protegidas por la NOM-059-ECOL-2001 por su baja densidad poblacional y alto valor de servicios ecosistémicos: la vaquita marina, el único cetáceo endémico; la ballena azul (Balaenoptera musculus) y la ballena jorobada (Balaenoptera physalus), más de 700 especies de peces y poco más de 6 mil macroinvertebrados.

Con información de Semarnat