Agencias

Coatzacoalcos, Ver.- Maneces N, encarcelado a finales del pasado mes por haber asesinado a su esposa, fue imputado por nuevos delitos, ahora lesiones dolosas contra su suegro y cuñado, a quienes causó lesiones con un machete cuando intentaba escapar de la escena del feminicidio.

Al señalado le fue ejecutada nueva orden de aprehensión dentro del penal de Acayucan, donde está internado desde el pasado 25 de septiembre por haber asesinado a su esposa, Irene Hernández Hernández, de 21 años.

El agresor le causó lesiones previamente con un cuchillo en el poblado de Arroyo Texipan, en Mecayapan. El sujeto la atacó además al padre y al hermano de la finada, quienes colaboraron con otros pobladores para evitar que huyera.

Después de que atacó mortalmente a su esposa, en una barranca, cerca de un río, el sujeto intentó escaparse con su hija de dos años, pero fue bloqueado por Ausencio Hernández Bautista y Dámaso Hernández Bautista.

En la pelea, con machetes, los familiares políticos del agresor sacaron la peor parte, pero gracias al apoyo de otros pobladores, y a la policía de Tatahuicapan, que fue enviada por el alcalde vecino, Esteban Bautista, quedó detenido y fue entregado a la justicia.

Este día, en reclusión en el penal de Acayucan, le ejecutaron la orden en seguimiento al proceso legal 279/2019, por el juez de procedimientos orales de Acayucan.

En el documento se lee que el día de los hechos, el detenido llegó a la casa donde vivía con su esposa, en estado de ebriedad, y al parecer, con los sentidos alterados por sustancias ilegales.

El tipo tomó a la niña de dos años que engendró con Irene Hernández Hernández y salió huyendo rumbo al monte, además, portaba un afilado cuchillo con el cual presumía que le haría daño.

De inmediato, la joven Irene Hernández Hernández salió detrás de él con el fin de preservar la vida de la infante, sin embargo, al encontrarlo en una cañada, éste sujeto le dio varias puñaladas.

Ahí fue localizada por su familia, que de inmediato la trasladaron a un hospital cercano, donde se reportó su muerte.

Fue gracias al trabajo del pueblo y el apoyo del edil de Tatahui que se logró rescatar a la menor y apresar al feminicidio.

Con esos elementos, personal de la Fiscalía General, zona sur, al mando de Mario Alberto Martínez Sandoval, están ejecutando otra orden de aprehensión, ahora por lesiones, para aplicarle todo el peso de la ley en su contra, en seguimiento a la línea de trabajo de la fiscal General, Verónica Hernández, quien está exigiendo cero impunidad contra feminicidas.

En un mensaje en sus redes sociales, el líder indígena llamó a sus conciudadanos a evitar «el consumo de sustancias que alteren la percepción y puedan desencadenar en hechos deplorables».