PUBLICIDAD

Orizaba, Veracruz, a 17 de noviembre de 2021.- La diabetes es una enfermedad que avanza entre los jóvenes derivada del exceso en el consumo de productos altos en contenido de azúcar y grasas, y que de no tener un control adecuado afecta órganos como el corazón, riñones, ojos, cerebro y nervios, entre otros, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur.

El médico internista adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 36, doctor David Martínez Pérez, explicó que la carga genética y factores como la obesidad, sedentarismo y el consumo de comida chatarra ocasionan trastornos en la glucosa, y ahora los pacientes con diabetes mellitus se han detectado en adolescencia, cuando anteriormente aparecía después de los 40 años.

PUBLICIDAD

Explicó que la diabetes es una enfermedad con alta incidencia en el país, se trata de una enfermedad crónica irreversible donde el metabolismo se ve afectado por el incremento de azúcar en la sangre y orina, asociado con la disminución de la hormona de insulina producida por el páncreas.

Derivado del aislamiento social por COVID-19, los casos de obesidad en adolescentes y niños incrementaron por falta de actividad física y aumento de comidas, mencionó el médico internista.

Y en pacientes con diagnóstico de diabetes el encierro dejó un descontrol metabólico, asociado a estrés y ansiedad, que los llevó a comer más y hacer menos ejercicio.

Por lo anterior, el especialista del IMSS hace un llamado a retomar, con sus medidas preventivas por COVID-19 (uso de cubrebocas, lavado de manos, conservar sana distancia), las actividades como el ejercicio, que contribuyan a mejorar la salud, sin olvidar el chequeo médico una vez al año en la Unidades de Medicina Familiar (UMF).

PUBLICIDAD