PUBLICIDAD

Concesionarios de Verificentros y Centros de Verificación de la entidad veracruzana, manifestaron su “gran indignación” por la modificación realizada por el Congreso local del Código de Derechos y el Código Financiero para el estado de Veracruz, con el cual pasa el cobro de la verificación vehicular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) a la de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

En un aviso dirigido a los automovilistas, los concesionarios señalan que esta reforma a los citados códigos va en perjuicio de la economía de todos los veracruzanos, al convertir la verificación en un impuesto más, exigible como contribución fiscal
Y exponen el establecimiento de diversas sanciones para quienes incumplan con esta disposición que van desde el perder el derecho de condonación de la tenencia vehicular, requerimientos por escrito a domicilios, Inclusión en el Buró de Crédito y el embargo del Vehículo.

PUBLICIDAD

Lo grave de todo esto, señalan, es que este programa deja de ser un programa ambiental, que se estableció para mejorar la calidad del aire que respiramos, y se convierte en un medio para sacar más dinero a todos los veracruzanos, y perjudicar aún más nuestra afectada situación financiera por esta terrible pandemia.

Ante este panorama, invitaron a los propietarios de vehículos a realizar la verificación correspondiente al segundo semestre el año en curso, antes de que concluya el 2020 con un costo de $365.20 y evitar incurrir en una sanción, al momento de entrar en vigor las citadas reformas, establecido para el primer día de enero del 2021.

Finalmente, señalaron que con la aplicación de esta medida nuevamente el gobierno del estado traiciona a la ciudadanía y a aquellos que creímos en ellos, pues en reiteradas ocasiones se ha venido insistiendo en el no cobro de nuevos impuestos y con esta reforma a los citados códigos, la verificación se convierte en un impuesto más.

PUBLICIDAD