PUBLICIDAD

Córdoba, Ver. – La presidente de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc), Susana Lara García, en la Torre Pediátrica de Veracruz no hay falta de medicamentos, sino retrasos.

Hay un retraso en los medicamentos, es un desface de 10 días, pero se busca darles el tratamiento adecuado al menor pues no tomarlo puede representarles un retroceso.

PUBLICIDAD

“Algunas farmacéuticas no están laborando a nivel nacional, algunas medicinas se deben de traer de exportación, pero al no tener canales de distribución adecuados, van llegando tarde a los centros de salud y hospitales”, dijo.

Lara García admitió que desafortunadamente debido a la pandemia del Covid-19, la organización ha dejado de percibir al menos 700 mil pesos, los cuales eran recaudados a través de eventos.

La activista, subrayó que actualmente atienden a 200 niños en todo el estado, de los cuales cinco son de la región y 50 son activos.

La leucemia linfoblástica , es el tipo de cáncer que más aqueja a los niños donde hay mayor incidencia en Cosamaloapan, San Rafael, Martínez de la Torre, Poza Rica, el Puerto de Veracruz y Loma Bonita Oaxaca.

“Estamos apoyando a familias con transporte, hospedaje, medicamentos y otros insumos que corren por cuenta de esta asociación. Desafortunadamente para aquellos pequeños o mujeres que sufren de cáncer, esta enfermedad llega a generar gastos de hasta un millón de pesos ya que los medicamentos y quimioterapias no son baratos y como asociación no recibimos apoyo por parte de los entes de gobierno para seguir con su labor”, agregó.

PUBLICIDAD