Patrocinadores

*Llegó, aprendió y se quedó
*Personaje que le cambió la vida

Cortesía de Charly Sosa
Síguenos en www.nuevosol.com.mx

En el ya lejano año 2000 acudí a la oficina de los Cafeteros de Córdoba, equipo profesional de béisbol y que cumplía su tercer año de retorno a la liga mexicana. Estaba esperando el turno para entrar a platicar con el gerente, cuando apareció una figura imponente, un tipo de 1.78 de estatura, piel morena, corte de pelo estilo militar y unos lentes que le cubrían con gran misterio parte de la cara.
Llego saludo de beso a las secretarias y entro como si estuviera en su casa a la oficina de Jean Paul Manzur. Pensé que tendría que ser un pelotero del equipo, porque su figura era muy parecida a la de un jugador; pantalón de mezclilla ajustado, camisa polo, tenis casuales, lentes y una cadena gruesa colgando de su cuello.
Me atreví a preguntarle a la secretaria quien era el personaje que acababa de entrar. “él es Bobby Coyote me contesto”. Entendí rápidamente que era la botarga del equipo café y quien con sus bailes y ocurrencias hacia el deleite de todo el aficionado que acudía a el estadio Beisborama. Cuando salió de la oficina se despidió de todos los presentes, contándome a mí, entre saludo de manos, sonrisas y algunas bromas. El tipo tenía el carisma para caer bien aun sin conocerlo.
SUS INICIOS.
Ángel Valentín en 1998 era un fanático seguidor del nuevo equipo cafetero que llegaba a la región después de varios años de ausencia. El gustaba de ir al estadio con un grupo de amigos y apoyar desde principio hasta el final a la tropa cafetera, como todo aficionado formaba un grupo de cuates quienes en las gradas apoyaban, bailaban, y también abucheaban a la novena cordobesa cuando era necesario.
En 1999 por azares del destino conoció a Martin Torres coach del equipo cafetero, quien al ver que Ángel era un apasionado del bésibol, del baile y era líder de su grupo de amigos, decidió presentarlo con Jean Paul Manzur, quien buscaba a una persona capaz de ponerse el traje de “cafeterito”.
Dicen que la vida te pone las oportunidades y depende de ti tomarlas o no, y eso fue lo que hizo Ángel, tomar la oportunidad de hacer lo que más le gustaba y sin darle muchas vueltas al asunto se enfundo en el traje de “cafeterito”, para así empezar en 1999 una carrera que hasta la fecha continua y él espera sea por muchos años más.
A media temporada del año 1999 fue llamado para que se presentara en la oficina del estadio, él pensó que ya había valido todo y que lo iban a correr del equipo. A su llegada a la oficina se encontraba Jean Paul y el agente de peloteros Eddy Díaz quien apenas tomaría las riendas del equipo. Jean le digo “mira te presento al “coyote” quien a partir de ahora será tu compañero”.
Ángel sintió un poco de tristeza pensando en que tan mal estaba su trabajo que ya le pondrían a alguien más. Al preguntar quién usaría ese traje la respuesta de su jefe fue “pues tu güey, quien más, de ahora en adelante serás el coyote”
Tras pensar por un rato el nombre para la botarga se decidió hacer un concurso en la radio, prensa y el estadio para determinar el nombre que acompañaría a su fiel amigo, el ganador “BOBBY COYOTE”
¿PORQUE UN COYOTE?
Muchos aficionados cordobeses aceptaron con gran jubilo y alegría al nuevo miembro de la familia, Bobby llegaría a ser parte de los juegos en casa de los Cafeteros, sus caracterizaciones y bailes eran deleite de chicos y grandes, los pequeños aficionados gustaban de tomarse fotos con su personaje favorito y uno que otro niño travieso le gustaba jalarle la cola y hacerle maldades en las gradas.
El coyote fue porque así se le llama al comprador de café y que lo revende, “coyote” como todos sabemos en nuestro País es una palabra que refiere al intermediario de la compra de algo. Es por eso que un coyote llegaba al equipo Cafeteros de Córdoba, una ciudad 100% cafetalera.
LO BUENO Y LO MALO DE SER BOTARGA.
Nuestro querido amigo Bobby recuerda lo mejor que le ha pasado en la pelota mexicana después de 20 años de trayectoria. Se queda con el aplauso y cariño de la gente que le ha demostrado a través de los años y en diversos escenarios en donde se ha parado. Cuando se dio el cambio de cafeterito a Bobby la gente lo notaba y le decían que el antes era el cafeterito, pero el fiel a la costumbre de que una mascota profesional no debe hablar, simplemente movía las manos en señal de aprobación o negación.
Durante su trayecto ha tenido momentos malos y se ha enfrentado a la problemática de alejarse de su ciudad y su familia por un determinado tiempo, al igual que peloteros ha perdido momentos importantes de su familia por brindar el espectáculo a los aficionados. Pero lo más difícil es cuando un equipo va mal, le echan la culpa a la mascota. ¡Tu eres el salado, por ti perdemos, mejor salte del equipo, que ni se aparezca por aquí! son algunas de las cosas que le dicen los propios jugadores y cuerpo técnico, y muchas veces también el público espectador.
20 AÑOS DE CARRERA.
Una trayectoria intachable ha tenido nuestro Bobby, un tipo que dentro y fuera de su personaje es el mismo, su actitud y carisma no cambian con las personas, presume de haber trabajado no solo con Bobby Coyote, sino, con sus mejores amigos; Junior y Tico Teco, pero jamás ha dejado atrás a su principal personaje, quien le diera la oportunidad de adentrarse en este mundo del entretenimiento deportivo.
1999 Cafeterito/ Bobby Coyote. (Córdoba)
2000 a 2003 Bobby Coyote. (Córdoba)
2004 a 2007 Bobby Coyote (Aguascalientes)
2008 a 2017 Junior (Veracruz)
2018 a la fecha Tico Teco (Laredo)
Presume un campeonato con Veracruz en el 2012 y casi todos los juegos de estrellas de la Liga Mexicana desde el año 2000 a la fecha, además de ser muy bien recordado en aquel lejano Derby de Mascotas en “otro rollo” con personajes de la farándula mexicana.
Hoy en día Ángel Valentín Flores Martínez tiene 46 años de edad es mejor conocido en la ciudad de los 30 caballeros como Bobby o él coyote y quienes estuvieron o recuerdan las últimas temporadas de los Cafeteros lo saludan como a un gran personaje de nuestra ciudad.
Muchas personas gustan de invitar a las botargas a fiestas, cumpleaños, eventos, inauguraciones y algunos juegos deportivos. Hoy en día ante los escases de dichos eventos y la restricción por las autoridades algunos de estos personajes están atravesando por muchos problemas económicos y se han visto en la necesidad de casi regalar su trabajo o buscar otros medios para sobrevivir.
En RUTA BÉISBOL reconocemos el trabajo de este gran personaje de la Ciudad de Córdoba, quien a lo largo de más de 20 años se ha entregado en cuerpo y alma a la muy difícil labor de hacer reír a un público.
Bobby es ya una persona querida y recordada por los muchos fanáticos que a lo largo de 4 Estados del territorio mexicano han disfrutado de sus ocurrencias, estamos seguros que más de una familia debe tener una foto en cualquiera de sus representaciones; Bobby Coyote, Junior o Tico Teco.
Felicidades por esta gran trayectoria profesional y expresamos por este medio tu agradecimiento a la familia Manzur y al Señor Martín Torres quienes fueron los pioneros de esta historia que hasta la fecha has plasmado con letras doradas.

PUBLICIDAD