PUBLICIDAD

Medellín de Bravo.- Un par de familias que circulaban abordo de sus unidades particulares sobre la carretera estatal Veracruz-Medellín, protagonizaron un fuerte percance que dejó un saldo de tres personas lesionadas y daños estimados en varios miles de pesos.

La tarde de este lunes, el choque ocurrió a unos metros de las instalaciones de la Universidad de Oriente, donde automovilistas que presenciaron el impacto fueron quienes solicitaron el apoyo a emergencias.

PUBLICIDAD

Sobre el carril que va con dirección de Veracruz al Tejar, circulaba un hombre, su esposa y su bebé recién nacida de cuatro días, en el vehículo de la marca Chevrolet tipo Beat color blanco, el cual invadió el carril opuesto.

Según lo relatado por el conductor identificado como Santiago «N», un motociclista se atravesó en su camino, por lo que tuvo que dar un volantazo hacia su izquierda y terminó por invadir el carril contrario.

Mientras tanto, la conductora Laura Santa «N» iba en su camioneta Mitsubishi tipo Montero color negra con dos niñas y un niño, pero desafortunadamente ya no pudo esquivar el vehículo y se lo encontraron de frente.

Fue así que los ocupantes de la unidad Chevrolet, acabaron volcados con las llantas hacia arriba, en tanto automovilistas se aproximaron de inmediato para sacarlos, ya que llevaban al bebé de brazos consigo.

Técnicos en urgencias médicas de la Cruz Roja y protección civil municipal de Medellín fueron quienes acudieron a brindarle las atenciones a las dos familias involucradas, mientras agentes de Tránsito Estatal abanderaron el sitio.

Cabe señalar que de manera afortunada el bebé recién nacido resultó ileso, en tanto su mamá fue llevada a un hospital para su valoración debido a algunos golpes, mientras que los tres menores de la otra camioneta sólo tuvieron algunos golpes y raspones.

Por último agentes de tránsito y vialidad se encargaron de realizar las diligencias correspondientes con ambos conductores para ordenar el retiro de las unidades al corralón y deslindar responsabilidades.

PUBLICIDAD