PUBLICIDAD


*Todo se definirá en el Azteca el domingo

Por Noé Flores Cortés
Síguenos en www.nuevosol.com.mx

PUBLICIDAD

Gol de Luis Romo en el segundo tiempo, le dio el triunfo a Cruz Azul en la final de ida celebrada en Torreón y aunque podríamos decir que la Máquina tiene medio título, lo cierto es que faltan 90 minutos que tienen que jugarse en el Azteca ante el Santos que vendrá a “morirse” en la cancha.
La fiesta en el Torreón, donde Pablo Montero se equivocó en la letra del Himno Nacional, regaló su sombrero al público, mientras que Jesús Corona, portó la playera del “Piojo” Álvarado en una forma de manifestar solidaridad total para su compañero que no pudo estar en la final, debido a que junto con su esposa perdieron a su hijo.
Por lo que respecta al juego, Cruz Azul planteó bien su partido, se defendió con atingencia y le dio oportunidad para atacar, pero no logró abrir el marcador durante los primeros 45 minutos cuando Santos también tuvo opciones de gol; los dos porteros lucieron.
Para la parte complementaria, Cruz Azul con mayor oficio manejó el partido, se volvió a defender bien y fue al frente y Luis Romo a base de riñones se fue al frente, entró al área, regateó, ganó y a media vuelta tiro y venció al portero del Santos para el 1-0 que prevaleció hasta el final.
El Santos había anotado un gol, pero había claro fuera de lugar, por lo que fue anulado.
El 1-0 no representa nada, pero Cruz Azul tiene ventaja y en el Azteca debe hacer valer su localía y acabar con esa pesadilla de 23 años, para poder levantar el trofeo de campeón del futbol mexicano de la primera divisón.
Sí, Cruz Azul está adelante, pero no se ha ganado nada y habrá que jugar el duelo de vuelta e imponer su ley, para coronarse campeón.

PUBLICIDAD