PUBLICIDAD

***La joven fue vendida en matrimonio por sus padres; les pagaron 120 mil pesos.

*** La menor, su abuela y sus hermanas fueron retenidas por 11 días.

PUBLICIDAD

***La madre de la joven se encuentra grave tras aborto provocado por comandante de la Policía Comunitaria.

*** Colectivas y grupos de derechos humanos se pronuncian contra actuar de Policía Comunitaria

Cochoapa el Grande, Guerrero.- Una menor de 15 años, sus tres hermanitas menores de 10 años y su abuela de más de 70 años fueron detenidas por 11 días en la comisaría de la Policía Comunitaria de Dos Ríos, esto después de que el suegro de la joven las denunciara, ya que ella escapó tras cuatro intentos de violación por parte del sujeto.

De acuerdo a datos recabados Angélica de 15 años, miembro del pueblo Na Savi, fue forzada a casarse, con un sujeto del cual se desconocen sus generales, luego de que la familia de este pagara 120 mil pesos.

Sin embargo el marido se fue a Estados Unidos a trabajar, dejando a Angélica con sus padres, fue ahí que el suegro comenzó a acosarla y en al menos 4 ocasiones intentó abusar de ella, alegando que había pagado por ella.

Angélica escapó y se fue a casa de su abuela.

El suegro entonces denunció el escape ante la Policía Comunitaria y exigió que la familia la familia le pagara 210 mil pesos, casi el doble de lo que el les había dado.

La Policía Comunitaria para hacer presión a la familia para que pagaran los 210 mil pesos, detuvo a Angélica, a sus tres hermanas menores y a su abuela de más de 70 años y las mantuvo cautivas por 11 días.

El pasado viernes 8 de octubre, la madre de Angélica; quien estaba embarazada de trillizos, procedió a visitarlas para llevarles comida y asegurarse en que condiciones se encontraban, sin embargo en una de esas ocasiones fue agredida por el comandante de la PC, lo que le provocó un aborto.

La mujer comenzó a desangrarse, por lo que de inmediato fue trasladada por sus familiares a un hospital de Ometepec, donde se descubrió el caso.

No fue hasta ayer domingo, cuando Angélica, su abuela y sus hermanas fueron liberadas para poderse reunir con su madre.

El secretario de Asuntos Indígenas y Afromexicanos, Javier Rojas, Benito, la Comisión de Derechos Humanos de Guerrero y el alcalde de Cochoapa el Grande, Bernardo Ponce García tomaron conocimiento de los hechos e indicaron que se trasladarán a la comunidad para atender este caso de violación de derechos humanos.

Así mismo colectivas, activistas y Comisiones de Derechos humanos nacionales condenaron los hechos y denunciaron que la tolerancia del Estado a los matrimonios forzados, solo ha reforzado y perpetuado la idea de impunidad e indiferencia por parte de todos los niveles de gobierno, lo cual configura la violencia feminicida.

En un escrito publicado la noche del domingo y en el cual se ha recolectado más de cien firmas, las colectivas y activistas hicieron énfasis en que casos como el de Angélica, donde niñas son forzadas a casarse con hombres adultos, se violentan sus derechos y que es trata de personas ya que los familiares reciben dinero por las menores.

Nota con información de El Sur (Puede leer la versión original en el link)

PUBLICIDAD