PUBLICIDAD

Supuestos integrantes de la Familia Michoacana asedian comunidades serranas de Coyuca de Catalán y los pobladores denuncian que viven desesperados sin atención de Seguridad

Infobae

PUBLICIDAD

Mujeres, ancianos y niños se han resguardado por tres días en la clínica del Ejido Guayes de AyalaCoyuca de CatalánGuerrero, pues viven asediados por enfrentamientos de grupos criminales, presuntamente, pertenecientes a la Familia Michoacana.

Mediante transmisiones vía Facebook han denunciado que se refugiaron y no han podido siquiera alimentarse. Pese a que han rogado por varias horas que acudan agentes de Seguridad, la comunidad se encontraría abandonada a merced de ser masacrados por la facción delictiva.

Poco más de veinte menores de edad se observan sentados sobre el piso, algunos más pequeños lloran y sus madres indican que ya no encuentran cómo contener la exasperación y el miedo latente a ser asesinados en cualquier momento, mientras las balaceras se oyen de fondo y advierten que cada vez están más cerca.

Nos tienen rodeados a todos, nos tienen rodeados, ¿qué es lo que necesitan?, escuchen, el gobierno necesitaba pruebas, las pruebas las hay, no lleguen cuando ya haya muertos, ¿ya para qué? Necesitamos la ayuda ahorita

Las autoridades no han realizado ningún pronunciamiento oficial. Este medio contactó con la Secretaría de Seguridad Pública federal, la Guardia Nacional y Secretaría de la Defensa Nacional, pero ninguna dependencia ofreció respuesta sobre los acontecimientos o, si eventualmente, atendían la situación.

Las madres y los niños están desesperados (Foto: Captura de pantalla)Las madres y los niños están desesperados (Foto: Captura de pantalla)

Alrededor de las 14:30 horas de este 9 de junio, una de las pobladoras reportó que había sobrevolado un helicóptero por el lugar, pero no descendió. Esa era la única atención hasta las 15:00 horas. La Secretaría de Seguridad adelantó que ya preparaba un informe al respecto.

¿Dónde están los Derechos Humanos que ayudan a los necesitados?, tenemos miedo, no nos vienen a ayudar. Dos días, tres días, pidiendo ayuda, refugiados en esta clínica y nada más nadie, escuchen la balacera, sin comer, sin nada y nadie viene a apoyarnos. Estamos rodeados. Ya nada más pasando el cerro llegan aquí

“Compréndanos, que no queremos que queden huérfanos, por favor”, señala otra mujer entre sollozos.

De acuerdo con reportes locales, la comunidad era resguardada por un destacamento de la Guardia Nacional y Policía Estatal, pero este grupo se retiro entre la noche del 3 y madrugada del 4 de junio pasados.

Los habitantes denunciaron que fueron abandonados sin ninguna justificación y por la mañana del lunes reciente comenzó el asedio.

Presuntamente, los agresores arribaron desde Ciudad Altamirano hasta el rancho de Las Truchas, pero al medio día ya habían llegado a las inmediaciones del Pescado.

Hombres de esta última localidad y de Guajes de Ayala habrían acudido al enfrentamiento. De ahí que en las grabaciones compartidas no se observara personal masculino.

Cabe destacar que el 25 de febrero pasado, la Familia Michoacana ya había intentado una incursión en la misma zona. En aquella ocasión fue desplazada la mitad de los habitantes, pero finalmente, el grupo delincuencial no logró hacerse con el control del territorio debido a la resistencia local.

En cambio, los sicarios de la Familia Michoacana irrumpieron en casas de Hacienda de Dolores, donde atacaron a los pobladores durante horas. La escena era de guerra.

Supuestamente, 50 hombres armados llegaron en camionetas y comenzaron a disparar. Saquearon viviendas y quemaron la escuela primaria de Los Guajes.

Otro comando de al menos 150 sujetos intentó tomar Los Guajes de Ayala, pero ejidatarios resistieron y las balaceras dejaron cerca de 10 muertos. Pero no trascendió ninguna víctima de forma oficial. Los desplazados a inicios de año ascendieron a mil 500 personas.

La sierra de Guerrero es disputada porque ahí se encuentran grandes zonas de cultivo de amapola, usada para obtener heroína (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)La sierra de Guerrero es disputada porque ahí se encuentran grandes zonas de cultivo de amapola, usada para obtener heroína (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)

Luego de ello asistieron fuerzas de seguridad y estuvieron hasta el viernes pasado. Tras su retirada, el asedio volvió.

Reportes oficiales han detectado por lo menos a 15 grupos delictivos que pelean el control de siembra y traslado de amapola, así como de otras sustancias en la zona serrana de Guerrero, lo que ha detonado la escalada violenta en la región.

Hasta ahora se tienen detectados que disputan el territorio restos de los Beltrán Leyva, Los Caballeros Templarios, La Familia Michoacana, Los Ardillos, Los Rojos, Los Jefes, Guerreros Unidos, Gente Nueva, Los Tequileros, El Pez, Cártel del Sur, Cártel Independiente de Acapulco, La Barredora, Cártel del Pacífico (o Cártel de Sinaloa) y Cártel Jalisco Nueva Generación.

PUBLICIDAD